Compartir

 

Un informe del Ministerio del Ambiente señala que en el país hay 40 especies en riesgo.

Los incendios forestales, la deforestación, los “conflictos” entre los humanos y los animales silvestres, son algunas de las causas que ponen en riesgo de extinción a las plantas y animales.
El 19 de febrero anterior el Ministerio del Ambiente (MAE) presentó los resultados de algunos estudios que concluyen que en Ecuador existen 40 especies en peligro crítico de extinción. Tres localmente extintas, 114 vulnerables y 71 en peligro, y 162 casi amenazadas.
Fernando Juela, biólogo y técnico del área de Biodiversidad de la Dirección Provincial del MAE, explica que hay tres tipos de categorías de especies amenazadas: vulnerable, que es la más baja; en peligro, y en peligro crítico que es la más relevante.
En el caso del Austro, cuatro especies están en peligro crítico y son: el cóndor, el tapir de montaña (un mamífero que tiene una trompa similar a un elefante y un cuerpo grande), el jumbato (que es un sapo) y la palma de ramos en el caso de las palmas.
“El peligro crítico es la categoría que precede a la extinción de la flora y fauna…”, señala el especialista, y para esto el MAE trabaja en la prevención.
En el 2015 el MAE firmó un convenio con el Ministerio de Educación y se creó el proyecto “Tierra para Niños y Jóvenes” (TINI), que contempla llevar la educación ambiental con los currículos de las unidades educativas, por ejemplo.
Pero esto es solo una parte de lo que se debe hacer, ya que según Juela, además es importante concienciar a las personas sobre el peligro que corren las especies. Hay que conseguir un pacto de vida entre animales, naturaleza y las formas de vida de las personas.
Dar alternativas de producción y que sean más amigables con la naturaleza, crear áreas de conservación como los parques nacionales o reservas.
La coordinación con actividades con instituciones como el Gobierno Provincial del Azuay, municipios y juntas parroquiales son necesarias para resolver estos conflictos.

Control

Por parte del Municipio de Cuenca, la Comisión de Gestión Ambiental (CGA) trabaja en operativos de control del tráfico de fauna silvestre que se hacen con la Unidad de Policía de Medio Ambiente (UPMA) y el MAE.
Los animales rescatados se llevan a los centros de manejo de vida silvestre para que sean atendidos, señala Carlos Rodríguez, técnico de Recursos Naturales de la CGA.
El funcionario cuenta que si bien no tiene una lista definida de las especies de animales en peligro de Cuenca, cuentan con publicaciones de los anfibios, aves, mamíferos y actualmente se trabaja en el libro de reptiles. “En estos libros está catalogada la vulnerabilidad de las especies de la zona del Austro”, afirma.
Los operativos han servido para reducir la venta de especies silvestres, según Rodríguez, pues ahora se encuentran especies de animales y plantas en tenencia ilegal con gente particular.
Catalina Albán, directora de la CGA, asevera que el municipio local es el único en el país que tiene la competencia sobre biodiversidad.
En el 2006 el MAE entregó una matriz de competencias en el área de calidad ambiental y biodiversidad y patrimonio.
Esto faculta a que la Municipalidad actúe en los decomisos y hasta se conceda permisos a los centros de manejo de fauna.
La CGA trabaja algunos proyectos con 13 centros de manejo de fauna en torno a investigación y manejo de flora y fauna. (PVI)-(I)

Diversidad biológica

El libro rojo o lista roja de especies ha existido desde que se firmó el convenio de la diversidad biológica en 1992. El documento estuvo a cargo de la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza, comenta Fernando Juela, técnico del área de Biodiversidad de la Dirección Provincial del MAE.
Los resultados son una actualización de la información que se basa en la población de especies de flora y fauna.
Se analiza si esta población ha disminuido o no y sobre cuáles son las amenazas que enfrentan.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here