Compartir

Dos semanas restan para que inicie el periodo escolar 2018-2019; los padres de familia se preparan para el ingreso de sus hijos y entre las novedades de este año están el uso opcional de la falda como parte del uniforme, la regulación del peso de la mochila escolar y el control de la carga horaria de tareas.

E l uso opcional de la falda como parte del uniforme, la regulación del peso de la mochila escolar y el control de la carga horaria de tareas son los cambios dispuestos por el Ministerio de Educación, Mineduc, y se aplicarán desde este año lectivo en todas las instituciones educativas del país.

En el primer caso, Mineduc emitió un acuerdo ministerial en abril de este año en el que se establece que la falda para las estudiantes sea opcional; por lo tanto, el uso de esta prenda ya no es obligatorio para asistir a clases y tampoco para otros actos oficiales institucionales.

Alejandro Piscocama, rector de la Unidad Educativa Dominicana, indicó que cuentan con un Código de Convivencia en el que se establece que las niñas y adolescentes que no quieran utilizar la falda pueden optar por un pantalón jean o el uniforme de cultura física. Detalla que aún no se han registrado casos, pero está abierta la alternativa.

Paola Quezada, vendedora en un local de uniformes, explica que tienen pantalones jean azules y negros, para quienes opten por esta prenda como parte del uniforme. Cuenta que han llegado estudiantes a comprarlos; sin embargo, la venta de faldas predomina en su local.

Algunos padres de familia apoyan la medida y hay quienes prefieren el uso del uniforme tradicional.

Rocío Cabrera, por ejemplo, madre de una estudiante de siete años, menciona que prefiere el pantalón por comodidad.

“Es mejor para mi niña usar un pantalón porque es pequeña y muy activa, la falda limita a que ella juegue o se mueva libremente”, señala.

Por su parte, Gloria Chimbo cree que se debe seguir usando la falda, y ha decidido que debe ser parte del uniforme de sus dos hijas de ocho y 12 años.

Mochila
Este año también regirá el control del peso de la mochila escolar, determinado según la edad del estudiante, el grado que cursa y su peso aproximado, así lo indica Henry Calle, coordinador zonal de Educación.

Este acuerdo fue emitido por el Ministerio de Educación en mayo de este año y también promueve la utilización de herramientas digitales por parte de las instituciones.

Esta normativa establece que un niño de cinco años no podrá llevar una mochila que pese más de 1,6 kilos, un estudiante de 10 años no llevará un peso mayor a los tres kilos, y así, según la edad.

Carlos Vélez, rector de la Unidad Educativa Octavio Cordero Palacios, dice que una de las acciones que emprenderá la institución es la colocación de casilleros en las aulas para que los estudiantes no trasladen todos los útiles escolares a sus hogares.

El rector sostuvo que, si bien la institución trabajará en esta acción, es también responsabilidad de los padres de familia conocer el horario de clases de sus hijos para que puedan verificar qué materiales llevan en sus mochilas.

Tareas
Otro cambio que se aplicará en este nuevo año es la regulación de tareas escolares, el tiempo diario determinado para el cumplimiento de deberes escolares está establecido según el nivel educativo. Esta normativa entró en vigor en 2017.

Para educación general básica elemental que comprende segundo, tercero y cuarto años será de 30 a 40 minutos; para educación media, correspondiente al quinto, sexto y séptimo años, de 40 a 60 minutos; para superior octavo, noveno y décimo años, de 60 a 80 minutos; y para bachillerato corresponderá un tiempo de máximo dos horas al día.

Jorge Riera, rector de la Unidad Educativa Tres de Noviembre, explicó que para cumplir con esta disposición trabajan con los profesores en una planificación de tareas.

ARCSA, MSP y Educación realizarán el control de los bares escolares
El Ministerio de Salud Pública, el Ministerio de Educación y la Agencia de Regulación y Control Sanitaria, ARCSA, conformaron un veeduría para el control de bares escolares, para garantizar el acceso a alimentos saludables para los estudiantes.

Pablo González, técnico de ARCSA, explicó que los controles se realizan durante todo el año para verificar las condiciones en las que se preparan los alimentos; además, verifican las fechas de caducidad y registro sanitario de los productos que se expenden.

Indicó que la vigilancia se realiza en toda la Zona 6 y que hasta el momento no han existido multas por temas sanitarios; sin embargo, se cumplen jornadas de capacitación para que quienes están al frente pongan en práctica la normativa.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here