Compartir

El camaleón de Voeltzkow (‘Furcifer voeltzkowi’), una inusual especie de reptil que se consideró perdida durante 100 años, fue redescubierto en Madagascar, informó un grupo de científicos sobre el hallazgo en una publicación en la revista Salamandra. 

En abril de 2018, un equipo internacional de investigadores participó en una expedición de dos semanas en el norte de Madagascar con el objetivo buscar al camaleón de Voeltzkow.

«Pensé que podríamos tener una buena oportunidad de redescubrir al camaleón de Voeltzkow, pero me sorprendió que tomara tanto tiempo y que fuera tan difícil», señaló Frank Glaw, jefe del Departamento de Vertebrados de la Colección Estatal de Zoología de Múnich y director de la expedición. 

«Nuestros esfuerzos para encontrarlo donde pensamos que probablemente estaría, fueron infructuosos durante la mayor parte del viaje. Eso fue realmente frustrante», confesó Glaw. Sin embargo, en los últimos días de expedición hallaron al camaleón en el lugar más inesperado: el jardín del hotel. Posteriormente encontraron otros reptiles de la especie: en total tres machos y alrededor de quince hembras. 

Además de reencontrar una especie perdida, este viaje de investigación reveló que el camaleón de Voeltzkow es sexualmente dimórfico: la coloración de los machos es en gran parte verde, mientras que la de las hembras es extremadamente variable. ‘Furcifer Voeltzkowi’ podría tener una vida extremadamente corta, de solo algunos meses tras la eclosión del huevo, que se produce en la temporada de lluvias. Esta supuesta corta existencia podría en parte explicar, por qué «se perdió» por más de 100 años, dado que la mayoría de los caminos que atraviesan sus lugares de residencia no son accesibles en la temporada de lluvias.

De acuerdo con los científicos, este camaleón podría calificarse como en peligro de extinción, porque sus poblaciones están severamente fragmentadas y se está produciendo un declive en la extensión y calidad de su hábitat.

Hasta el momento, el camaleón de Voeltzkow fue considerado por la organización no gubernamental Global Wildlife Conservation como una de las 25 especies perdidas más buscadas del mundo. Descubierta en 1893, fue vista por última vez en el año 1913. Tras el redescubrimiento «tenemos mucho que aprender sobre este extraordinario reptil, incluida la mejor forma de salvarlo de la extinción», apuntó Don Church, el presidente y el líder del programa de búsqueda de especies perdidas de Global Wildlife Conservation.


Warning: A non-numeric value encountered in /home/www/eljuri/sitio_02/wp-content/themes/Newsmag/includes/wp_booster/td_block.php on line 997

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here