Compartir
Residentes cultivan sus alimentos en huertos orgánicos

Michel Doumet posee su huerto orgánico al frente de su casa, en la mitad de un terreno de 1.400 metros, en la urbanización Biblos.

Elizabeth Miranda
6 de septiembre, 2018

“Es una tranquilidad, una paz estar en contacto con la naturaleza, creo que eso es lo más maravilloso, el hombre vuelve a la tierra, de ahí venimos y a eso regresamos, la naturaleza nos da para consumir y nada es químico, todo es orgánico”, dice emocionado Michel Doumet Antón, que está sentado en muebles rústicos observando el huerto orgánico que tiene en Biblos, en la mitad de un terreno de 1.400 m².

A un costado del huerto armó una sala, al aire libre, para sentir la brisa y contemplar los cultivos de plantas frutales, hortalizas y aromáticas. Suele pasar más de una hora en el día, va en la mañana, tarde y noche.

El terreno está al frente de su casa, dice que en vez de hacer una piscina decidió desde hace cuatro meses crear un huerto para tener alimentos libres de químicos para consumir. “Como médico conozco los químicos que ponen en las verduras, en las frutas. Lo hicimos para tener un alimento orgánico, ecológico, que prevé la salud, creo que una de las causas del cáncer es el exceso de pesticidas que ponen, químico, sustancias tóxicas. Esa es la idea de abastecer la despensa de la forma más sana posible, estar en contacto con la naturaleza distraerme y tener una nueva experiencia como jubilado”, dice.

Doumet se ha sumado a la tendencia mundial de crear huertos orgánicos, al igual que otros residentes del sector, decidió crear su espacio de cultivo con la asesoría de Ciro Paca, ingeniero agrónomo.

Paca explica que una de las características de este tipo de huertos es que todo lo que se va a utilizar para la nutrición y cuidado de la planta es sin químicos tóxicos, se usan productos de origen vegetal. Para el manejo de las plagas y enfermedades utiliza insecticidas y fungicidas botánicos, es decir, se elaboran con extractos de plantas. Paca hace productos con ajo, cola de caballo y ají.

Michel tiene plátano, naranjos, limón, aguacate, papaya, mango, olivo, higo, guanábana, granada, zapote, pitahaya, árbol de anís, canela, entre otras plantas. Come lo que cosecha y también le regala a familiares, pero no vende.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here