Compartir

Sorpresa y malestar por cierre de un tramo de calle Esmeraldas de Guayaquil

Cierre de dos carriles en un tramo de la calle Esmeraldas

Una cuadra de la calle Esmeraldas, en el tramo de la calle 10 de Agosto hasta la Clemente Ballén, en el centro de Guayaquil, están cerrados dos carriles por trabajos de reconstrucción de la calzada.

Por trabajos de reconstrucción de la calzada fue cerrada este lunes un tramo de la calle Esmeraldas, en el tramo comprendido entre 10 de Agosto y Clemente Ballén, en el centro de Guayaquil.

Los trabajos en esta cuadra se mantendrá hasta el próximo 12 de abril. En este lugar se ejecutan trabajos de reparación de la calzada asfáltica, afectada por los baches.

Al menos once líneas de buses urbanos debieron tomar desvíos, la 13, 27, 35, 42, 44, 62, 94, 98, 155, 171 y 199.

 

Joffre Arias, chofer de un bus de la línea 62, perteneciente a la cooperativa Cayetano, dijo que el dato de la restricción supuestamente no llegó a su compañía. Pidió que los trabajos sean nocturnos para reducir el impacto en el tránsito.

Él fue uno de los conductores que minutos antes de las 12:00 se encontró con una calle saturada y en la que varios ciudadanos hicieron sonar con insistencia los pitos de sus carros, motivados por la impaciencia.

La calle Esmeraldas es parte del corredor dos, circuitos diseñados por la Autoridad de Tránsito Municipal (ATM) para la circulación de buses urbanos.

Los buses que se dirigen al norte de la ciudad, pueden tomar la calle José Mascote y reintegrarse a la calle Esmeraldas por la calle Quisquís o Luis Urdaneta; aproximadamente unas 20 líneas podrán tomar este recorrido, indicó Luis Lalama, jefe de Control Operativo de la ATM.

El paso de los buses por esta arteria de la ciudad ocasiona constantemente baches, por lo que la Dirección municipal de Obras Públicas se encuentra interviniendo la calle Esmeraldas desde hace casi un mes.

Además, a fines de febrero del 2019 se realizaron trabajos de recapeo entre las calles Cuenca y Ayacucho.

Al momento también hay trabajos en la calle Tungurahua a la altura de la calle Letamendi.

La propietaria de un local de venta de baterías de carros cuestionó que la vía intervenida soporte el peso de buses urbanos, al considerar que el peso del tránsito y las lluvias aceleraron el deterioro.

Otro dueño de un negocio ligado al campo automotor se quejó de que supuestamente no le hayan permitido parquear su carro dentro del perímetro restringido, pero relativamente alejado de las maquinarias.

La Dirección Municipal de Obras Públicas movilizó maquinaria pesada, para retirar la carpeta asfáltica deteriorada de la calle Esmeraldas.

Se prevé que otros tramos también sean intervenidos. El 28 de febrero pasado, cuadrillas empezaron a remediar los huecos en el cruce con la calle Argentina.

Días después, su maquinaria estuvo reparando la calzada de la calle Tungurahua, que tiene sentido centro-sur, entre 9 de Octubre y 10 de Agosto. Ya no hay baches en ese tramo.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here