Compartir

El Comité Privado de Crisis de Quito, conformado por los principales gremios de la producción, empresarios y actores de la sociedad civil, envió una carta el pasado 8 de mayo al COE Nacional, a la Alcaldía de Quito y al Ministerio de Producción con una propuesta de plan de reactivación en los centros comerciales bajo ciertas condiciones y parámetros. Según la propuesta, estos establecimientos pueden entrar en un plan piloto porque cuentan con protocolos con estrictos controles de bioseguridad, se puede monitorear y medir posibles riesgos en las entradas y salidas de los establecimientos, se puede aplicar y controlar normas de distanciamiento social, se puede dar una comunicación efectiva entre el centro comercial y la autoridad competente, existen espacios de educación permanente a la ciudadanía, se puede evitar aglomeraciones en zonas de comercios informales, se facilita la recaudación de impuestos, entre otros factores. Este plan piloto de centros comerciales se plantea en 3 etapas. La primera iniciaría cumpliendo estrictos controles de bioseguridad y la implementación de gestión de turnos para evitar aglomeraciones. En esta etapa se habilitarían los centros que hayan cumplido los protocolos y y un aforo del 30% inicial.
En la segunda etapa, la subsiguiente semana y conforme a los resultados obtenidos en la primera etapa, se abrirán otros centros comerciales que hayan implementado los protocolos de bioseguridad salvaguardando la salud de empleados y visitantes. Finalmente, en la tercera etapa, vigilantes de los resultados de la etapa 1 y 2, se abrirán los sectores formales de comercio que no estén dentro de las instalaciones de centros comerciales en apego a un estricto protocolo de bioseguridad. El plan piloto propuesto en centros comerciales cuenta con varios lineamientos generales: 1. Controles al ingreso y salida de visitantes, hasta el 30% de aforo mediante puertas de acceso y salida únicas. 2. Implementación de herramientas de gestión turnos para evitar la aglomeración de visitantes tanto al ingreso del centro comercial como de los locales internos. 3. Controles de bioseguridad para medición de temperatura corporal, pediluvios, lavado de manos y uso obligatorio de mascarilla, entre otros. 4. Distanciamiento social en el ingreso con señalética y control de distanciamiento en los locales. 5. Control de acceso vehicular. 6. Limpieza y desinfección de superficies de contacto de manera permanente y de forma integral diaria con virici das al cierre del centro comercial. 7. Aplicación de herramientas tecnológicas de trazabilidad para garantizar el estado de salud de sus colaboradores y evitar así la propagación del virus. De acuerdo con la misiva enviada a las autoridades, el comercio en Quito representa el 41% de las ventas totales en la ciudad, por lo que los sectores esperan que la reactivación de esta actividad promueva el encadenamiento en el tejido empresarial, “caso contrario para mediados de mayo habrá una mayor contracción de las ventas, cierre de empresas y desempleo”. La carta está suscrita por la Cámara de Comercio de Quito, la Cámara de la Industria y la Producción, la Asociación Nacional de Fabricantes de Alimentos y Bebidas, Fedexpor y la Asociación de Industriales Textiles del Ecuador.


Warning: A non-numeric value encountered in /home/www/eljuri/sitio_02/wp-content/themes/Newsmag/includes/wp_booster/td_block.php on line 997

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here