Compartir
El puente que está en el sector de la Basílica en la avenida De las Américas tiene un avance del 93%. LCC

Para precautelar la seguridad de los transeúntes en la avenida De las Américas, una de las vías más conflictivas de la urbe, la Municipalidad construye dos puentes peatonales.
Uno está en la intersección de la avenida De las Américas y calle Tarqui y conecta esta con la calle Humbolt.

La obra tiene un avance del 93% se prevé que culmine a finales de diciembre indicó ayer Carlos Cordero, director municipal de Fiscalización.

Se trata de un puente de 120 metros (m) de longitud cuyos accesos son en forma de espiral para el ingreso de peatones, personas en bicicleta y en silla de ruedas. Las bases serán adecuadas con sillas y otros elementos para recuperar el espacio públicos sostuvo Cordero.

El otro puente está junto al redondel de las Américas y la avenida Turuhuayco, en el sector del parque de Miraflores. El avance de este puente es del 30%, tiene una longitud de 168 m y también tiene accesos en espiral.

La ubicación de las estructuras responde a un estudio que identificó puntos conflictivos, por el alto flujo de personas y vehículos que circulan en horas pico señaló el director de Fiscalización y agregó que por ahora no se estima construir más puentes en otras zonas de la ciudad.

A más de los puentes el Ayuntamiento planifica construir varios intercambiadores de tránsito para potenciar los ejes principales de movilidad de Cuenca.

Uno de los intercambiadores de tránsito, se ubicará en el acceso norte con una ampliación de vías desde el redondel de Las Cholas hacia el Parque Industrial.

El intercambiador se ubicará en la subida a la parroquia Ricaurrte y el proyecto contempla construir un nuevo puente sobre el río Machángara que será paralelo al que existe en el lugar explicó Daniel Cárdenas, coordinador de Movilidad y director municipal de Tránsito (e). “La obra mejorará el ingreso por el norte a la ciudad así como la salida desde Ricaurte al Parque Industrial” dijo.

En diciembre se entregarán los diseños definitivos para proceder con su construcción.

Otro intercambiador, cuyos diseños están por terminar estará en la avenida Paseo de los Cañaris y González Suárez. Actualmente se tiene un redondel, pero los niveles de servicio de movilidad en esta intersección están saturados sobre todo en las horas picos.

El diseño plantea la construcción de un paso elevado, que será el primero que haya en la urbe y así dar solución al flujo de vehículos en estas vías.

Cárdenas anunció que hay dos estudios para los intercambiadores que se emplazarán en la avenida De las Américas, uno que reemplazará al redondel de la Bomba de los Choferes y otro al redondel de Miraflores en la Turuhayco.

El proyecto de la Bomba de los Choferes está finalizado, pero hay que esperar que culminen las obras del proyecto tranvía en Milchichig, porque esta será una de las vías alternativas cuando empiece a levantarse el intercambiador.

Este será el primero en construirse y posteriormente se procederá con el intercambiador de Miraflores.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here