Compartir
Los ríos de las ciudades andinas como Cuenca serían afectados por el cambio climático. PSR

La extinción de los páramos y por lo tanto la desaparición de las fuentes de agua sería la principal consecuencia del cambio climático para las ciudades andinas como Cuenca.
Así lo considera Felipe Cisneros, director del Programa para el Manejo del Agua y del Suelo (PROMAS) de la Universidad de Cuenca, en referencia al informe de la Organización de las Naciones Unidas (ONU).
Según el Panel Internacional de Cambio Climático de la ONU, que presentó su informe la semana anterior, se debe limitar la subida de las temperaturas a 1,5 grados centígrados (C) en lugar de 2 grados como se establece en el Acuerdo de París.
Para esto, a decir de los expertos de la ONU hay que reducir las emisiones de dióxido de carbono en un 45 % desde ahora hasta el año 2030 y dejarlas en cero para el 2050.
Si la tendencia se mantiene, la subida de 1,5 grados ocurrirá en algún momento entre el 2030 y el 2052. Esto incrementará el riesgo de sequías, inundaciones, calor extremo y pobreza para millones de personas.
Para Cisneros, la preocupación de la ONU es real y resulta positivo que se haga eco de esto y se discuta sobre el tema.
El cambio climático se trabaja desde hace muchos años atrás en la academia. Incluso la universidad tiene una línea de investigación.
El catedrático recuerda que el cambio climático ha existido desde tiempos inmemorables. Los dinosaurios se extinguieron a causa del cambio climático y en la edad media cambiaron las condiciones climáticas en Europa y por esto surgieron las bebidas fuertes en los países nórdicos que antes producían vino, señala.
Lo preocupante ahora es que hay un incremento exagerado de la población en el mundo, lo que ha causado que los seres humanos ocupen el planeta de forma inadecuada.

Acciones

María Victoria Chiriboga, subsecretaria de Cambio Climático del Ministerio del Ambiente (MAE), comentó que en el país, especialmente en la Sierra, ya se siente el aumento de la temperatura.
Al alterarse el clima se incrementan los incendios forestales, llueve de forma más intensa, pero por un periodo corto de tiempo, lo que genera estragos como las inundaciones.
“Donde más se siente es en el sector agrícola… Cuando se visita a los campesinos ellos indican que los cambios se sienten día a día…” dice la funcionaria.
Sin embargo, Ecuador toma acciones en este sentido y cuenta con una Estrategia Nacional de Cambio Climático generada del periodo 2002 hasta el 2025.
El MAE planifica campañas de difusión sobre el impacto del cambio climático dirigidas a la población, trabaja en programas con los Gobiernos Autónomos Descentralizados y cuenta con proyectos que ya están en ejecución en distintas áreas.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here