Compartir

Desde que se detectó por primera vez el brote de SARS-CoV-2 en diciembre en China, los principales síntomas que se le atribuían a la enfermedad que provoca, la covid-19, fueron tos seca persistente, fiebre y cansancio.

Sin embargo, con el correr de los meses y la rápida propagación del virus, del que hasta este martes 28 de abril se habían confirmado más de 3 millones de contagios en todo el mundo, ha llevado a que se describan nuevos síntomas.

En vista de las observaciones hechas por médicos de distintos países que tratan a diario casos de covid-19 y numerosos estudios internacionales recientes (aunque aún no revisados por colegas), los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades de Estados Unidos (CDC, por sus siglas en inglés) decidieron incluir seis nuevos síntomas en la lista de los que se atribuye a esta enfermedad.

A los ya conocidos de tos, fiebre y fatiga, el CDC añade:

  • Escalofríos
  • Temblores y escalofríos que no ceden
  • Dolor muscular
  • Dolor de cabeza
  • Dolor de garganta
  • Pérdida reciente del olfato o el gusto

Estos síntomas sumados a los clásicos (no todos necesariamente, sino una combinación de ellos) pueden manifestarse entre dos y 14 días después de haber estado expuesto al virus, señala la página de la agencia federal estadounidense.

Expandir la lista, coinciden algunos expertos, servirá para determinar qué personas necesitan ser sometidas a una prueba para determinar si tienen o no el virus y también para entender mejor cuándo uno debe aislarse por sospecha de infección.

OMS mantiene su posición

En este punto es importante recalcar que la Organización Mundial de la Salud (OMS) no ha modificado su lista de síntomas.

La OMS destaca la fiebre, la tos seca y el cansancio como los principales formas en que se manifiesta la enfermedad, y añade que algunos pacientes pueden experimentar dolores corporales, congestión nasal, dolor de garganta o diarrea.

La página de la OMS agrega que estos síntomas son por lo general leves y comienzan de forma gradual.

Si bien la descripción de síntomas difiere entre las dos organizaciones, ambas coinciden en cuándo se debe buscar ayuda médica de emergencia.

Esto debe hacerse, dicen, cuando el paciente tiene dificultades para respirar, o presión o dolor en el pecho.

Si los síntomas son leves, no se requiere generalmente de atención médica.

La recomendación es permanecer en la casa, aislarse y monitorear los síntomas.

 

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here