Compartir

Esta mañana está prevista la presentación de la ordenanza para la creación de Tranvía EP, la entidad municipal que se hará cargo del sistema de movilidad. El objetivo es reducir el déficit que tendrá inicialmente el proyecto, que necesitará de un subsidio para cubrir los gastos anuales de operación.

La operación del sistema de movilidad, cuyo inicio está previsto para marzo del 2019, tendrá un costo de más de 6’000.000 de dólares anuales. Reducir el déficit que generará es el objetivo de la creación de la empresa pública Tranvía EP.

Esta mañana se presentará la ordenanza para la creación de la empresa, informó el concejal Xavier Barrera, uno de los proponentes de la normativa.

El documento deberá ser analizado por el departamento jurídico de la Municipalidad y luego aprobado por el Concejo Cantonal en dos debates.

Según Barrera, todo este proceso no puede tardar más de un mes, puesto que para la creación de la empresa se requiere traspasar los bienes del tranvía, actualmente bajo poder del Municipio, a la nueva entidad pública.

La premura aplica también para otras cuatro ordenanzas que se necesitan para el funcionamiento del tranvía: sobre convivencia, movilidad, seguridad y operación de las cuales solo tres están en borrador, a pesar de que todas deben estar aprobadas hasta marzo del 2019.

Funcionamiento
El director del Proyecto Tranvía, Jaime Guzmán, indicó que la nueva empresa tendrá autonomía financiera y administrativa.

La creación de la nueva entidad, comentó, se da por sugerencia de Metro Tenerife, empresa que acompaña la preoperación y que recomendó esa independencia.

Tras la aprobación de la ordenanza se creará el orgánico funcional de la empresa, esto es, la lista de empleados que tendrá y su jerarquía. Guzmán señaló que por lo pronto ya se contratan choferes, jefes de operación y mantenimiento, entre otros cargos técnicos que son necesarios para la operación.

Barrera explicó que la empresa no busca ser una generadora de burocracia o de vacantes laborales, sino todo lo contrario. “De lo que se trata es de reducir los costos de operación al máximo”.

Y es que ese es el objetivo principal de la empresa: hacer que el tranvía, con el tiempo, deje de ser un hueco financiero para la ciudad.

Actualmente se analiza el monto que el Municipio tendrá que subsidiar para que la empresa pública, que empezará funcionando con un déficit, pueda crearse y operar sin problemas financieros.

La idea, señala Barrera, es reducir los costos disminuyendo la burocracia, bajando los costos de mantenimiento y repuestos, a más de ofrecer servicios aparte del de transportación pública, como por ejemplo publicidad móvil, asesoría y acompañamiento para otro tipo de proyectos de movilidad dentro y fuera del país, entre otras iniciativas. 

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here