Compartir

Como un ‘ejemplo a seguir’ calificó el intendente de Azuay Jorge Cabrera al Mercado 27 de febrero, por las medidas de seguridad adecuadas ante la emergencia sanitaria que atraviesa la ciudad con la pandemia del covid-19.
Autoridades que realizaron un recorrido en la zona manifestaron que se rocía alcohol en las manos de cada persona que ingresa así como se limpian los zapatos con un recipiente con cloro, antes de entrar.
«Al ingreso y salida del centro de abastos, se realiza un ingreso ordenado, portando mascarillas y guantes». dijo Cabrera.
Nelson Moscoso, administrador del mercado, indicó que no se permite el ingreso de personas adultas mayores, sin embargo de llegar una de ellas al mercado, un comerciante toma su pedido y realiza sus compras, posteriormente se entrega al comprador en la puerta, para evitar que personas vulnerables estén en riesgo.
Cabrera felicitó a comerciantes y a la administración del Mercado 27 de febrero pues acciones como esta, son muestra de solidaridad y responsabilidad ciudadana.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here