Compartir

Padres reclamaron por ingreso de sus hijos a Unidad Educativa Intercultural Rumiñahui, en el Fortín

La unidad intercultural Rumiñahui queda ubicada en la parte posterior del Centro Comercial El Fortín, en el noroeste de la urbe.

“Respeten el censo”, “Queremos estudiar”, eran esta mañana los mensajes que se leían en los carteles que llevaron padres de familia a la inauguración de clases del sistema fiscal y de la Unidad Educativa Intercultural Rumiñahui, ubicada en el Fortín.

En exteriores de este centro se concentraron al menos 200 personas que pugnaban por información sobre el cupo educativo para sus hijos. Algunos estuvieron en la lista y lograron ingresar, otros seguían esperando una respuesta.

La unidad intercultural Rumiñahui queda ubicada en la parte posterior del Centro Comercial El Fortín, en el noroeste de la urbe.

Los padres reclamaban que fueron censados en  febrero y que esperaban que sus hijos sean ubicados en esta unidad educativa, porque viven cerca del plantel, pero les dieron cupo para otro plantel ubicado en el sector conocido como la entrada de la 8, que les queda lejos.

«Lo que exigimos nosotros es que por favor se respete el censo,  aquí, el distrito mismo mandó a censar este sector para ver cuántos estudiantes, cuántos niños habían para venir a esta unidad educativa,  pero resulta que… vamos al distrito y nos dicen que no hay cupos…», cuestionó uno de los padres.

A la institución llegó esta mañana la subsecretaria de Educación, Ericka Lainez, quien señaló que para la inauguración del plantel, que tiene una capacidad de 4.000 estudiantes, se hizo el ingreso de los alumnos de las escuelas Cordillera del Cóndor y Manuel León porque las dos instituciones educativas fueron absorvidas por el plantel bilingüe Rumiñahui.

Señaló que la unidad también recibirá a los alumnos que viven cerca del plantel, y que a partir de mañana los padres serán atendidos para los cupos.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here