Compartir

1-proyectos-estudiantes-Espol-6-sep-18-Vanegas

Jhon Loaiza (izquierda), Jaqueline Litardo y Ricardo Correa desarrollaron un sistema de soporte artificial de placenta humana, que fue incorporado en el hospital de la Mujer Alfredo Paulson
Su estructura se asemeja a un archivador metálico y en el interior lleva un conjunto de piñones que trituran las botellas plásticas para hacer más eficiente el proceso de reciclaje.

El aparato es accionado desde una computadora portátil, a través de un software que permite, entre otras cosas, visualizar la cantidad de botellas que están siendo trituradas.

El proceso en promedio por cada envase es de un minuto, luego de lo cual la botella se reduce a ciscos de plásticos cortados de manera uniforme.

Este prototipo de máquina recuperadora con sistema de trituración fue desarrollado por los estudiantes de Ingeniería Mecánica de la Escuela Superior Politécnica del Litoral (Espol), José Contreras y Josué Eras, como su tesis de grado.

En la biblioteca de este centro superior, la mañana de ayer se exhibieron alrededor de 400 proyectos de 650 politécnicos que están próximos a graduarse como profesionales.

“Los proyectos son generalmente resolución de problemas de los chicos que han trabajado específicamente en sus prácticas preprofesionales”, expresó Oswaldo Valle, decano de grado de la Politécnica.

Él refirió que luego de que los estudiantes terminan la malla curricular de sus respectivas carreras durante un semestre ejecutan sus proyectos con clases dirigidas por tutores.

Los compañeros Contreras y Eras explicaron que su prototipo de máquina tiene una eficiencia superior al 90 % de recuperación del plástico.

Entre ambos invirtieron $ 1.500 en el proyecto.

“Pero igual es algo económico comparándola con las mismas máquinas trituradoras que se las importa de otros países que tienen un precio de unos cinco mil a seis mil dólares”, comentó Eras.

Otra de las propuestas que captó la atención de los asistentes fue el sistema de soporte artificial de placenta humana para la evaluación del flujo de anticuerpos contra el zika para la protección del feto.

“Hemos identificado la necesidad de tener un sistema de soporte que permita mantener placentas viables luego del parto de la cesárea. Estos tejidos normalmente son desechados, pero con este sistema se los podría aprovechar”, dijo Jhon Loaiza, de Ingeniería Electrónica y Automatización.

Él y sus compañeros Jaqueline Litardo, de Ingeniería Mecánica y Ricardo Correa, de Biología, trabajaron en el proyecto que fue integrado en el hospital de la Mujer Alfredo Paulson. Por eso, ayer los jóvenes exhibían videos de cómo funciona su proyecto.

La exhibición de cada uno de los trabajos se desarrolló entre las 09:00 y las 17:00, en el campus Gustavo Galindo Velasco.

Bolívar Loor y Melissa Pazmiño, de la escuela de Diseño y Comunicación Visual, diseñaron una pista de 28 piezas de madera magnética para ejercitar y regular el flujo de aire de niños con discapacidad.

Con el soplo del niño una pequeña bolita de madera debe recorrer por la pista.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here