Compartir
Bermas se adecúan para los taxis eléctricos que se quiere impulsar

Uno de los espacios destinados para taxistas, en Sucre y Chile, estuvo bloqueado con muros jersey de concreto, al igual que en otros sitios.

En el intento de incorporar taxis eléctricos y reemplazar los carros que utilizan combustibles fósiles, a partir de este jueves el gremio amarillo recibirá un vehículo que se pondrá a prueba en la ciudad por un lapso de al menos dos meses.

Así lo indicó George Mera, presidente de la Unión de Taxistas del Guayas, quien señaló que durante ese tiempo se evaluarán, entre otros parámetros, el tiempo de autonomía de carga de la batería, el funcionamiento y costos de operación.

El dirigente refirió que este segundo ejercicio de prueba será posible gracias a diálogos entablados con la empresa BYD, fabricante chino de los 20 buses eléctricos adquiridos por la compañía Saucinc, que opera la línea 89, con una ruta que va desde la ciudadela Sauces, en el norte, hasta el centro.

La Unión de Taxistas del Guayas ya tuvo un primer acercamiento con un auto eléctrico, de la marca Kia, a mediados del año pasado. El reemplazo de las unidades apunta a reducir la contaminación ambiental.

Durante dos meses, Roberto Ojedis, presidente de la cooperativa de taxis Fénix, condujo el vehículo eléctrico Kia Soul, cuya autonomía de carga es de 180 kilómetros.

El transportista, que elaboró un informe, mencionó que a diario, en promedio, un taxista recorre en la ciudad entre 250 y 300 kilómetros.

Ojedis contó que él únicamente rodaba seis horas con su equivalente a 160 kilómetros. De allí acudía a dar carga al vehículo, proceso que para llegar al 100% tomaba cuatro horas.

Por su parte, Mera sostuvo que, según el fabricante, el vehículo con el que harán la nueva prueba tiene una autonomía de 400 kilómetros y un costo de $ 34.000.

Promoviendo la incorporación de taxis eléctricos el Municipio de Guayaquil beneficiaría al taxismo con bonos de $ 2.000 a $ 3.000.

Desde el Cabildo también se planteó la posibilidad de subsidiar el 50% del consumo eléctrico durante el primer año.

Fernando Amador, director de Transporte Público de la Autoridad de Tránsito Municipal (ATM), manifestó que al momento hay el interés expreso de ocho cooperativas de taxis para cambiar sus carros convencionales por unidades eléctricas.

“Realmente tener vehículos sin emisión de gases va a ayudar mucho a mantener una ecología sana en la ciudad”, citó él.

En esa línea, remarcó el funcionario, las bermas que al momento se adecuaron en ocho sectores del casco céntrico de Guayaquil serán de uso exclusivo de los taxistas que operen con autos eléctricos.

Estos espacios en los que la semana pasada se restringió el ingreso de taxis que usan combustibles fósiles serán entregados a las cooperativas que incorporen las nuevas unidades, a través de concurso público.

Amador indicó que ganará la operadora que más vehículos eléctricos presente en su oferta y que se están terminando las bases de la licitación.

Las bermas se habilitarían en tres meses, agregó.

“Estamos haciendo contactos para instalar cargadores en otros sitios”, destacó él.

La tarde del viernes se preveía habilitar la berma de Víctor M. Rendón y Pedro Moncayo para taxis que hacen carreras en la urbe y Durán.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here