Compartir

 

El responsable de seguridad de la Unidad Ejecutora del Tranvía, Sergio de Abril, informó que las pruebas sirven para comprobar que los semáforos están “perfectamente coordinados” en los cruces vehiculares y peatonales.

Los tranvías se movieron ayer de la misma forma en la que lo harán cuando inicie la fase de operación comercial. “El sistema funciona perfectamente y está coordinado con los semáforos de las calles por las que pasan las unidades, e incluso las calles aledañas”, detalló el funcionario.

El tranvía cuenta con dos sistemas de semáforos. El primero representado por las señales tradicionales y un segundo subsistema específico para el tranvía, con señales que son leídas únicamente por los conductores de los trenes.

La idea de la coordinación de los semáforos es que el tranvía nunca tenga una luz en rojo que le obligue a detenerse. Esto le permitirá frenar solo en las paradas, y cubrir la ruta, desde el Control Sur hasta Milchichig, en un tiempo aproximado de 35 minutos.

El coordinador de seguridad del proyecto pidió a la ciudadanía precaución durante las pruebas, que continuarán esta semana, y solicitó respetar los semáforos, no invadir las zonas malladas y seguir al pie de la letra las señales de tránsito.

El director de Gestión de Riesgos, Santiago Peña, informó que el Equipo Operativo Interinstitucional del Municipio, que coordina acciones con la Guardia Ciudadana y los agentes de tránsito, estará activado mientras duren los recorridos de prueba, para prevenir accidentes como el registrado el viernes pasado. (I)

La coordinación de los semáforos tiene como objetivo dar continuidad a las unidades del tranvía durante todo el recorrido.
1.182
semáforos fueron instalados en la ruta del nuevo sistema de movilidad.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here