Compartir

La alta comisionada de Naciones Unidas para los Derechos Humanos, Michelle Bachelet, pidió hoy mayor atención a las causas que desataron olas de protestas en países como Chile y Ecuador.

Bachelet subrayó que “en Chile y Ecuador, como en otros países, hay una necesidad de garantizar que se fijen responsabilidades por las violaciones de derechos humanos perpetradas durante las protestas” y al mismo tiempo “debe atenderse la razón de éstas, que es la desigualdad”.

En un informe donde analizó ante el Consejo las distintas amenazas a los derechos humanos en el mundo, recordó que su oficina, que envió misiones de investigación tras las protestas, ya hizo recomendaciones para investigar y juzgar las violaciones de derechos humanos en los dos países desde octubre de 2019.

“Tristemente la radiografía de 2019 es muy alarmante”, dijo en entrevista con Efe la directora para las Américas de Amnistía Internacional (AI), Erika Guevara-Rosas al presentar su Informe Anual sobre la región.

Guevara señaló que “la mayoría de las violaciones a los derechos humanos quedó en la impunidad en un gran porcentaje” y que los casos de violaciones a los derechos que se investigan “son investigaciones que llevan a encubrir a los perpetradores”.

Explicó que estos factores combinados llevaron a una situación de “hartazgo generalizado y de descontento social” que originó protestas en diversos países entre ellos Ecuador.

Destacó los liderazgos de mujeres y jóvenes y de movimiento históricamente relegados como los movimientos indígenas o los feministas en las protestas.

 

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here