Compartir

La Justicia Federal de Brasil obligó al presidente Jair Bolsonaro a usar mascarilla en espacios públicos en Brasilia y de no hacerlo deberá pagar, como todos los ciudadanos, una multa de 2.000 reales (unos 380 dólares).

Esta decisión es consecuencia de un recurso interpuesto por un abogado a título particular. Los empleados del gobierno federal también deberán usar la mascarilla cuando estén de servicio y si incumplen la norma estarán sujetos a una multa de 20.000 reales (3.870 dólares).

Desde que comenzó la pandemia del coronavirus, el presidente ha participado en numerosos actos sin la mascarilla y tampoco ha respetado las medidas de distanciamiento social.

El uso de la mascarilla es obligatorio en Brasilia desde el pasado 30 de abril. El ciudadano puede ser condenado por infracción de las medidas sanitarias con una pena que puede llegar al año de cárcel.

«Conducta irresponsable»

«[…] la conducta del Presidente de la República, Jair Messias Bolsonaro, quien se ha negado a usar la mascarilla en actos y lugares públicos en el Distrito Federal, muestra una clara intención de romper las reglas impuestas por el Gobierno del Distrito Federal», se especifica en el recurso.

También se añade que «la conducta irresponsable del presidente» pone en riesgo las medidas adoptada en el Distrito Federal con «uno de los menores números de muertos».

El exministro de Educación, Abraham Weintraub, fue multado el pasado 15 de junio por no llevar mascarilla durante una protesta en Brasilia.

Brasil tiene ya 1.106.470 de casos de contagios por el covid-19 y 51.271 fallecidos. El Distrito Federal, con tres millones de personas, tiene 34.148 infectados y 449 decesos.

 

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here