Compartir
Los parques de la ciudad no se pueden usar como zonas para el parqueo de vehículos de servicio privado. LCC

Estacionarse en lugares prohibidos, cruzarse entre los vehículos, conducir a alta velocidad, son varias de las molestias que causan “algunos” motociclistas que laboran en los servicios de entrega a domicilio.

Incluso los motociclistas se han establecido ciertos puntos de la urbe como zonas de parqueo. Tal es el caso de parques o avenidas, lo que incomoda a los habitantes de los sectores.

Al respecto, Adrián Castro, gerente de la Empresa Municipal de Movilidad (EMOV EP), explica que a nivel nacional no existe ninguna regulación para este tipo de motocicletas. “Este tipo de vehículos que dan servicio en todo el mundo… obligan a los gobiernos a que implementen norma…” señala el gerente.

Pero en el caso de Ecuador, la Agencia Nacional de Tránsito (ANT) todavía no ha emitido ninguna disposición sobre el tema de las motos “delivery” (motos de entrega).

Controles

Sin embargo, la EMOV EP ejecuta controles en el tema de documentos como la matrícula y licencia de conducir de los conductores, luego en los aspectos técnicos, porque los vehículos deben tener espejos retrovisores. También se les llama la atención a los motociclistas porque su moto tiene un cajón para llevar los productos, en la parte trasera del vehículo, demasiado grande, y provoca que pierdan el equilibrio. “Hemos solicitado que cambien estos cajones por materiales más livianos y pequeños” dice Castro.

A pesar de esto la empresa de movilidad no puede sancionar el uso de las cajas porque no existe una normativa nacional, pero si se controla la seguridad de los pilotos.

Sobre el parqueo de las motos, Castro comenta que la EMOV EP se reunió con conductores y propietarios de negocios privados que los contratan y se les pidió que no pueden utilizar la vía pública para estacionarse. En el caso de los negocios deben proveer de un espacio para que se estacionen, de lo contrario se sancionará a los motociclistas.

Regulación

Para Dora Ordóñez, concejal que integra la Comisión de Movilidad, Tránsito y Transporte; hay que considerar que se trata de una actividad que no se puede eliminar.

La tecnología de comunicaciones permite solicitar la venta de productos, como comida por ejemplo, a domicilio. “No se puede restringir este tipo de actividad…”.

A decir de la edil, lo que se requiere es un levantamiento de información sobre las eventuales paradas que usan los motociclistas para buscar una solución, como autorizar los sitios de parqueo. A esto hay que sumar un catastro de cuantas motocicletas dan el servicio en la ciudad.

Ordóñez afirma que el catastro lo puede hacer la Dirección Municipal de Tránsito (DMT), como lo hizo con las compañías de transporte mixto que sirven a las parroquias.

Añade que existe una justificación para la existencia de estas motocicletas, pues es una fuente de empleo que da servicio a través de la tecnología.

Es muy difícil que se pueda restringir el servicios, pero si se puede buscar una forma de regularlo concluye la concejal.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here