Compartir

La Comisión Europea (CE) anunció este miércoles un pre-acuerdo de compra con las compañías farmacéuticas BioNTech y Pfizer para adquirir al menos 200 millones de dosis de la vacuna contra el coronavirus que las dos firmas desarrollan en colaboración.

«Se ha establecido que la Comisión dispondrá de un marco contractual para la compra inicial de 200 millones de dosis en nombre de todos los Estados miembros de la Unión Europea (UE)», indica la CE en su comunicado al respecto, explicando que el acuerdo también incluye «la opción de adquirir otros 100 millones de dosis, que se suministrarán una vez que la vacuna haya demostrado que es segura y eficaz contra la COVID-19″.

El anuncio llega al día siguiente de que los ensayos clínicos de la vacuna desarrollada por la Universidad de Oxford y la farmacéutica AstraZeneca, con quienes la UE tenía ya firmado un acuerdo para la compra de 300 millones de dosis, hayan sido detenidos provisionalmente para investigar una «enfermedad potencialmente inexplicable» de uno de los participantes.

Una «cartera diversificada» de vacunas experimentales

«Nuestras posibilidades de desarrollar y distribuir una vacuna segura y eficaz nunca han sido mayores, tanto para los europeos que viven aquí como para los que se encuentran diseminados por todo el mundo», declaró la presidenta de la Comisión Europea, Ursula Von der Leyen, subrayando que «para vencer al coronavirus en un lugar, tenemos que derrotarlo en todas partes».

El contrato suscrito entre Bruselas y el consorcio BioNTech-Pfizer también permite a la UE hacer donaciones a países con rentas medias y bajas o redirigirla hacia otros países europeos.

Por su parte, la comisaria de Salud y Seguridad Alimentaria de la UE, Stella Kyriakides, ha definido esta última operación de compra como «otro paso importante» en el propósito comunitario de «constituir una cartera sólida y diversificada de vacunas experimentales», con la esperanza de que «exista una que resulte segura y eficaz contra el covid-19» y contribuya a «acabar con esta pandemia».

La vacuna desarrollada por BioNTech-Pfizer se basa en una tecnología de reciente diseño denominada ARN mensajero, que consiste en estimular a las propias células del organismo para que generen las proteínas del virus, activando así la producción de anticuerpos por parte el sistema inmunitario.

La UE ha suscrito ya acuerdos con varios desarrolladores de vacunas, como Johnson & Johnson, Sanofi, AstraZeneca, Moderna o CureVac. «BioNTech-Pfizer es la sexta empresa farmacéutica con la que hemos mantenido conversaciones o firmado un acuerdo sobre posibles vacunas, y lo hemos hecho en tiempo récord», destacó la presidenta Von der Leyen al respecto. 

Todos los contratos establecidos en esta línea permiten a todos los países miembros de la UE adquirir viales de la vacuna de manera proporcional al tamaño de sus poblaciones.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here