Compartir
En lo que va del 2018, se han consumido 520 hectáreas en la provincia. Durante el mismo periodo en el 2017, la afectación fue menor, registrándose un total de 62 hectáreas quemadas.

Flora, fauna e incluso vidas humanas se pierden cada año en el Azuay a causa de los incendios forestales. Esta semana se lanzó más de un plan de contingencia en la provincia, a propósito del temporal seco y vulnerable que presenta la zona en los meses de julio y agosto.

Durante el 2017, los incendios forestales consumieron 1.609 hectáreas en la provincia.

En lo que va del año, 520 hectáreas se consumieron, mientras que, en el mismo periodo; es decir, de enero a julio del 2017, la afectación fue menor con un registro de 62 hectáreas que se quemaron.

Así lo indicó Paulina Padrón, coordinadora zonal 6 de la Secretaría de Gestión de Riesgos, institución que, conjuntamente con el Ministerio del Ambiente, la Gobernación del Azuay, el Cuerpo de Bomberos, las Fuerzas Armadas, el ECU 911, la Policía Nacional y los GAD cantonales y provinciales, lanzaron ayer la campaña nacional ‘Ecuador sin Fuego’.

El plan de contingencia que se presentó incluye a 572 bomberos a escala provincial y, en el caso de ser necesario, la activación de las Fuerzas Armadas.

Además, se dio a conocer el equipo ‘bambi bucket’, una canasta de apoyo de sofocación contra los incendios forestales, que cuelga de un helicóptero y tiene la capacidad de descargar grandes cantidades de agua desde la altura, de manera controlada.

Vulnerabilidad
La coordinadora de la SGR informó además que las zonas que tienen mayor vulnerabilidad de sufrir casos de incendio forestal son Oña, Nabón, Santa Isabel, Chordeleg, Pucará -en la provincia- y en Cuenca, Chaucha y el parque nacional y patrimonial Cajas.

Por su parte, Patricio Lucero, jefe del Cuerpo de Bomberos informó que en el 2016 se receptaron 318 llamadas de alerta de incendio, siendo afectadas 1.080 hectáreas.

Y aunque en el 2017 las llamadas se incrementaron a 901, las hectáreas consumidas también aumentaron con una afectación de 1.276, según informa.

Contingencia
El plan de contingencia del Municipio se presentó el martes 24 de julio, donde Santiago Peña, director de Gestión de Riesgos, explicó que el GAD contará con un contingente de 1.129 personas que están distribuidas entre personal de respuesta y combate de incendios forestales, logística y coordinación. (I)

Campañas de las entidades buscan el apoyo de la ciudadanía
Las estadísticas de la Secretaría de Gestión de Riesgos arrojan un dato de 9.033 hectáreas que fueron consumidas desde el 2013 hasta julio del 2018. Ante esto, el jefe del Cuerpo de Bomberos, Patricio Lucero, enfatizó que por más campañas que existan, “si no hay el apoyo responsable de la ciudadanía, ninguna tendrá efecto”. Esta entidad capacita los domingos a las comunidades, después de las misas. La SGR, en cambio, lanzó la campaña ‘Mía La Mochila’ que muestra las graves consecuencias de un incendio forestal. (I)

FRASE
«Si no hay el apoyo de la ciudadanía, ninguna campaña tendrá efecto”.
Patricio Lucero, jefe del Cuerpo de Bomberos

CIFRA
520
hectáreas se han consumido en el Azuay durante 2018.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here