Compartir
En la Juan Pío Montúfar el Municipio de Cuenca pintó líneas amarillas para prohibir el estacionamiento. 

El Municipio de Cuenca incorporó a las zonas señalizadas con línea amarilla, de prohibición de parqueo de vehículos, los sectores donde están la escuela Ciudad de Cuenca y el parque Vicente Mideros.

Ambos equipamientos urbanos están al sur de la ciudad y comprenden algunas calles como la Juan Pío Montúfar, Manuela Canizares, Alferez Manuel Cajías, Vicente Mideros y Francisco Ascázubi.

Se trata de una zona donde hay locales como carpinterías, restaurantes, mecánicas; almacenes de repuestos; consultorios veterinarios y una recicladora de metales. También está la Unidad de Policía Comunitaria (UPC) de Yanuncay.

Santiago Tacuri vive en la Vicente Mideros a pocas cuadras de la Juan Pío Montúfar y considera que esta señalización afectará a los negocios. El tiene previsto abrir una lavandería de ropa el próximo mes.

En cambio Lucía Tamariz, quien tiene su casa junto al parque Vicente Mideros, en la calle que tiene el mismo nombre, cree que es positivo la señalización, dado que con esto se garantiza el orden y además se evita accidentes de tránsito.

Guilherme Chalhoub, titular de la Dirección de Gestión de Movilidad, de la municipalidad, encargado de la planificación de esta señalización, explicó que no disponen de estadísticas sobre la cantidad de calles con línea amarilla.

“Esto es desafortunado porque vemos algunos sitios que deberían haber tenido mantenimiento históricamente…”, dijo Chalhoub, quien está desde hace unos tres meses en este cargo.

Anunció que prevén un proyecto con la Empresa de Movilidad (EMOV EP) para conformar una base de datos con estas intervenciones para dar un mantenimiento periódico.

Chalhoub explicó asimismo que la principal condición que debe tener una calle para ser señalizada es que no sea lo suficientemente ancha para permitir parque en ambos lados y doble sentido de circulación.

Dio datos estadísticos: por ejemplo cualquier vehículo pasa el 95% de su tiempo parqueado, por lo que no es un beneficio colectivo el estacionamiento en las vías públicas.

Una de las alternativas que analiza la Dirección de Gestión de Movilidad para no pintar líneas amarillas es poner el Servicio de Estacionamiento Rotativa (SERT), que contempla el cobro por el espacio de parqueo.

No obstante, para esto también hay una limitante, pues no se puede implementar el SERT en sitios alejados del centro debido a que requiere personal que haga el control. En la ciudad actualmente hay 1.500 metros (m) de zonas SERT.

Otra de las opciones es que motivar a que la población use el transporte público y también la bicicleta, pues más de mitad de los desplazamientos de las personas en esta ciudad son inferiores a los cuatro kilómetros (km). (CSM)

RECOMENDACIONES

Ronald Montesdeoca, integrante del colectivo Mueve Seguro, que ahora será Movámonos, considera que las zonas de prohibición de estacionamiento pueden ser reemplazadas por el Sistema de Estacionamiento Rotativo Tarifado (SERT).

Montesdeoca considera que los recursos que se recolecten pueden ser destinados para financiar la operación del proyecto Tranvía Cuatro Ríos y el de la Bicicleta Pública, que tiene la Empresa de Movilidad (EMOV EP), del Municipio de Cuenca.

“Esto ayudaría a mejor el transporte público y también el transporte alternativo, en bicicleta, pero todo depende de la voluntad política de las autoridades de una planificación real que no sea solo desde el escritorio…”, manifestó.

DETALLE

Por cada carro estacionado se pueden parquear siete bicicletas según los estándares de movilidad internacionales

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here