Compartir

Se resalta  orden en  mercados y piden soluciones a   informalidad

Al mercado de Casuarina fueron vendedores de la Entrada de la 8.

Juana Tello viste una camiseta celeste, tiene un carro de compras con un cartel con el logo del Municipio de Guayaquil que indica que es la número 16 de los más de 20 trabajadores que llevan compras de clientes en el mercado Sauces 9, en el norte.

Este espacio es uno de los referentes del orden en áreas públicas por la limpieza y controles internos. Y Juana es una de las mujeres que pasó de ser vendedora de feria a trabajadora en un sitio con seguridad.

Este mercado es uno de los 47 espacios que deja la administración del alcalde Jaime Nebot al cantón Guayaquil. Son 33 creados en sus 19 años de gestión y 14 que han sido remodelados. En estos trabajan más de 35.000 comerciantes, según el departamento de Mercados del Municipio de Guayaquil.

Byron Herrera, jefe de ese departamento, explica que estos espacios tienen enfoque de limpieza, orden y distribución de alimentos, y con espacios ventilados para la comodidad de los usuarios que los visitan.

Sin embargo, no todos los mercados tienen la acogida esperada debido a la persistencia de la informalidad en la zona. Por ejemplo, en el mercado de la Casuarina, de los 380 puestos existentes hay 240 asignados.

En su inauguración estuvo copado, por ser gratis; sin embargo, luego del cobro de la tasa de ocupación ( $ 17 promedio al mes) los comerciantes fueron saliendo del sitio y se ubicaron en las calles aledañas en donde han formado hileras de venta.

“Hemos hecho operativos con metropolitanos para evitar el desorden con el aumento de los informales en la Entrada de la 8”, expresó uno de los encargados de este mercado.

Sectores regenerados

Johnny Burgos, diseñador urbano, decano de la Facultad de Arquitectura de la Universidad de Guayaquil y exfuncionario municipal en la gestión de León Febres-Cordero, reconoció el orden que han generado estas obras públicas, sin embargo, precisó que no son proyectos macro para dar cambios radicales en el ámbito de orden urbano de Guayaquil.

Un ejemplo de ello, indicó, fue la intervención de la Bahía antes de 1996 con el censo de comerciantes, la creación de módulos y ordenamiento.

Uno de los beneficiarios de ese proyecto fue Alexis Santillán, quien logró adquirir un módulo para vender ropa. Ella integra la cifra de 4.400 comerciantes en esa zona que dejó la informalidad en ese sector.

Ella contó que la regeneración urbana le ayudó para tener su negocio de venta de ropa.

Sin embargo, otros comerciantes que buscan un bienestar similar piden se los tome en cuenta. Ecuador Suárez, comerciante informal que trabajó en el sector de las cachinerías en la calle Pedro Pablo Gómez, y ahora labora en la calle, en la 24 y la E, explicó que esperan que haya más ordenamiento en el suburbio.

Julio Goya, activista del centro de la urbe, señaló que las ordenanzas en esta gestión procuran el orden en las calles, sin embargo, la presencia de vendedores informales incomoda por la inseguridad en zonas del centro como el Malecón.

La fundación Malecón 2000 indicó que por tratarse de una zona regenerada no se les permite la venta informal y si están en su interior, “se los retira con respeto”.  (I)

Testimonios ciudadanos

Que siga la regeneración

“Tenemos 4.400 módulos en la Bahía. Lo que le pedimos a nuestra nueva alcaldesa es que se mantenga la obra de ordenamiento y regeneración urbana. Febres-Cordero la inició, Nebot la regeneró y queremos que Viteri la complemente porque hay calles transversales que aún no están regeneradas. Tengo 20 años como comerciante y he sido testigo de un cambio radical, pero el éxito es mantenerlo”.
Ángel Basurto, presidente de la Federación de comerciantes Minoristas de la Bahía

Proyectos para informales

“En diciembre del año 2015 ingresamos un pedido al alcalde Jaime Nebot, se formó una comisión para la creación de un centro de desarrollo negro que se iba a hacer en el sector de la Coviem, hasta ahora se lo hace… En los programas sociales se debería hacer política pública de abajo hacia arriba. Es una deuda del alcalde que se refleja en política de ejecución no se lo ha hecho”.
Claudio Vergas, comerciante informal de la calle Huancavilca y Chimborazo

 

Más obra en malecones

“Visito mucho los espacios públicos ya que tenemos la agrupación musical y nos dimos cuenta de que la presencia de informales en esas zonas genera temor. Se necesita que la Policía Metropolitana esté más capacitada y pueda ingresar también a realizar controles, ya que con los guardias a veces no es suficiente porque se esconden entre los árboles, así se podrá apreciar más orden en estos espacios cerrados”.
Geovanna de Talbot, residente de norte de la ciudad que frecuenta sitios públicos

Operativos en el centro

“En el centro debe haber control de las personas que circulan en esas calles, ya que existe mucha inseguridad debido a la informalidad de la zona. Hemos sido víctimas de robo. Ahora la informalidad aumentó incluso con extranjeros. Ese exceso de informales ocasiona que no haya orden en las calles, el recorrer el centro se vuelve complicado tanto para el que va a pie como en carro”.
Ambar Llanos, odontóloga del centro y activista de obras comunitarias

Ampliación en mercados

“Antes, el mercado era una feria libre. Luego cambió, ya tuvimos un mesón, agua, un área para atenderle a mis clientes. Cambió mi vida y la de 500 comerciantes de Sauces 9. Este mercado tiene 19 años, pero parece recién inaugurado porque hay control, orden y responsabilidad. Hay una vigilancia constante de la administración. Queremos una planta más con venta de otros artículos”.
Gustavo Chero Almeida, comerciante del mercado Sauces 9 y propietario de Gust Conchas

Más puestos regenerados

“Pedimos a la nueva administración que se nos organice, somos 900 comerciantes, nosotros ocupamos 16 manzanas en el suburbio, tenemos para cada una un policía comunitario asignado. Aquí trabajamos decenas de familias y adultos mayores. Queremos dar un mejor servicio, por eso ya hemos solicitado la creación de un mercado para la venta de artículos varios”
José Valdiviezo, Líder de comerciantes informales en el suburbio

Remodelación

El mercado Central está en fase final de remodelación. El departamento de Mercados del Municipio confirmó que en al menos unos dos meses ya estaría listo. Esto crea expectativa en los comerciantes de la zona. Asimismo, en el mercado de la Caraguay también se va a realizar una remodelación. Por 60 días se va a ubicar a los comerciantes mayoristas en unas carpas en área de estacionamiento para empezar los trabajos.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here