Compartir

En la vía al recinto General Gómez hay baches. Esta vía se conecta con arterias de sectores como Guachapelí y Vista Alegre. RONNY ZAMBRANO

En la vía al recinto General Gómez hay baches. Esta vía se conecta con arterias de sectores como Guachapelí y Vista Alegre.

El crecimiento urbanístico de La Puntilla y las obras de regeneración de varios sectores contrastan con la falta de vías en buenas condiciones y accesibilidad al agua potable para el falta de vías en buenas condiciones y accesibilidad al agua potable para el consumo diario en algunas poblaciones del área rural de ciudad Samborondón. consumo diario en algunas poblaciones del área rural de ciudad Samborondón.

A esas necesidades de la zona rural se suman la carencia de un hospital; además de los pedidos de mejoras también para La Puntilla en el ámbito ambiental, movilidad, y en problemas de aguas servidas y servicio de agua potable.

Las demandas de los habitantes del cantón se hacen escuchar en época de campaña electoral, en la que esperan propuestas con argumentos aplicables que sustenten las soluciones. La cabecera cantonal es Samborondón y sus parroquias son Tarifa (rural) y La Puntilla (urbana satélite), cuenta con 120 recintos y más de 100.000 habitantes.

Teolinda Sánchez, moradora de la cooperativa Nueva Vida, que colinda con los recintos Guachapelí y Vista Alegre, comenta que en el invierno las vías del sector se vuelven más complicadas para el tránsito de los vehículos.

Al inconveniente de ser estrechas se suma el lodo que se forma por la lluvia y el continuo paso de los carros y motos. “El lunes (28 de enero) en la mañana, a la hora en que iban los estudiantes, un transporte se cayó, los chicos que iban se tiraron rápido del carro por eso se salvaron. El carro fue de lado por el lodo y es muy angosta la vía. Que arreglen bien la carretera, es una vía de invierno y verano para las personas que sacan arroz y trabajan. Mi esposo trabaja, sale todos los días de madrugada a Barranca”, afirma la mujer desde el balcón de su casa de madera.

En el camino al recinto General Gómez se observa una gran cantidad de baches, que causan malestar a los moradores, motociclistas y a los conductores de buses urbanos que ingresan a la localidad.

Agua

En el recinto La Margarita los habitantes están preocupados porque la forma de obtener agua no cambia, allí viven unas 80 familias. María Matamoros, de 71 años, dice que aún obtienen agua del río, le ponen cloro y la usan para consumir luego de hervirla, porque la que reciben de forma gratuita de un tanquero no les sirve.

Galo Ross, otro morador de La Margarita, comenta que el líquido del tanquero que envía el Municipio solo sirve para bañarse y lavar. “La del río, hervida, sirve para tomar y preparar los alimentos. Cuando hay dinero compramos en botella agua potable, pero no siempre hay, menos ahora que no nos va bien a los agricultores, que el precio del arroz está por el suelo”, dice Ross.

En cambio, en el recinto El Rosario hay inconformidad por el agua que reciben por redes y pagan a la empresa Amagua. “Es cara el agua, salada y amarilla, y tenemos varios meses sin pagar, ya debemos $ 70”, asegura Estefanía Mora.

“Han colocado medidores, dicen que nos van a cortar el agua por no pagar, pero es mala, quiero que haya agua buena”, indica Roberto Alvarado, morador.

Hasta el cierre de esta edición no recibimos respuesta de los voceros de Amagua sobre estas quejas.

Mientras, en La Puntilla, más de 25 moradores de la calle Diagonal Norte, en el km 5,5 firmaron un oficio que dirigieron al alcalde de Samborondón, José Yúnez, en el que se expone la preocupación por las aguas servidas y el agua potable y señalan “que actualmente ya es deficitaria con un bajo caudal de presión”.

“El problema ya es de La Puntilla en general y aumentará con el crecimiento de la densidad poblacional”, afirma uno de los residentes que suscribió el documento, en el que se anotan otras quejas, y prefiere reservar su identidad.

En una entrevista realizada a Yúnez el pasado 11 de enero, al ser consultado sobre los proyectos para el servicio de agua potable en La Puntilla, comentó que la empresa Amagua desea construir su propia planta. “Eso le correspondería a la nueva administración gestionar”, indicó.

Comentó además que se cuenta con una nueva planta de agua potable en el sector del estadio en ciudad Samborondón, con capacidad para 500 metros cúbicos, que beneficia a la cabecera cantonal.

Yúnez enfatizó que en algunos recintos “las casas están dispersas, por eso la obra cuesta más y es complicada, pero se sigue avanzando con los proyectos”.

Medio ambiente y movilidad

Elisa León, residente del Plaza Real, sugiere la construcción de un parque grande en La Puntilla.

Isabel Crow, de la urbanización Bosques de Castilla, sugirió que el parque debería tener espacios para expresiones artísticas, de pintura, música y danza.

Yúnez dijo que hay un plan de construcción de un parque grande en el sector de la avenida León Febres-Cordero, conocida como vía de acceso a Ciudad Celeste. “Estamos legalizando el terreno, una vez que esté todo en orden se inicia el proceso de contratación pública, será al lado de Parque Magno”, explicó.

Para lo relacionado con el tema forestal en el cantón, René Rodríguez, director de la Escuela de Ciencias Ambientales de la Universidad de Especialidades Espíritu Santo (UEES), recomienda que es importante considerar la ocupación de áreas de siembra para ornato con especies nativas, donde su gestión de traslado y viabilidad de siembra resulte más sustentable que las plantas exóticas.

“Además de indicar que las plantas nativas favorecen la conectividad ecológica de la zona con una creciente urbanización y fragmentación de hábitat, y la purificación del aire con el intercambio gaseoso producto del proceso de fotosíntesis favorecido por la frondosidad de las plantas”, agrega.

Otro aspecto necesario y que tiene un impacto en el ambiente es el mejoramiento de la circulación vial. En este sentido, Crow recordó que aún falta seguir trabajando para mejorar la movilidad y evitar congestionamiento en varios tramos de La Puntilla.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here