Compartir
Los agricultores de la provincia utilizan tecnología japonesa para obtener este recurso natural. En este momento hay 60 pozos operativos que suministran hasta 20 litros por segundo.

la comunidad de Tunzha está a la espera de que empiece la operación del primer pozo que extrae agua subterránea en la parroquia San Juan de Gualaceo.

En total, 25 familias la utilizarán para regar sus sembríos, en especial durante la sequía, expresó el morador José Quichimbo.

Este pozo se sumará a los 60 existentes en toda la provincia y que son construidos desde hace 14 años con equipos donados por la embajada de Japón.

En 2004, la Prefectura del Azuay recibió esta donación avaluada en seis millones de dólares, informó Diego Coronel, técnico de Riego del Gobierno Provincial.

“Los beneficiados con este proyecto son las comunidades que, al no tener ninguna otra posibilidad de obtener agua, a través de los pozos pueden regar sus tierras que son el sustento de sus familias”, agregó.

Se convirtió en una alternativa para solventar una de las necesidades de los pequeños y medianos productores. A inicio de año, Humberto Cholango, secretario nacional del Agua, informó que en Ecuador hay tres millones de hectáreas con potencial productivo, de las que el 50 por ciento tienen infraestructura hidráulica, pero una gran parte está en malas condiciones. “Son sistemas de riego construidos hace 60 o 70 años”, refirió. Por eso se menciona la necesidad de buscar nuevas fuentes para obtener el recurso, reiteró Coronel.

Los pozos tienen hasta 120 metros de profundidad. Se puede obtener entre dos y 20 litros de agua por segundo, detalló Tito Maldonado, encargado de la máquina de perforación y quien trabaja desde hace 14 años en este proyecto.

Las comunidades que deseen utilizar este sistema deben hacer una petición a la Prefectura, luego los técnicos constatarán la falta de agua superficial y además elaborarán los estudios que determinen la cantidad y calidad del agua subterránea.

El proceso es a través de una perforación, colocación de tubería y estabilización del trabajo, que recibirá mantenimiento cada tres años. Los entrevistados aseguraron que esta tecnología es utilizada también en Chimborazo, Loja y Pichincha.

A escala nacional, con la Minga Productiva se prevé mejorar los sistemas de riego en un 83 por ciento hasta el 2027. La falta de riego tecnificado causa anegamiento o degradación de los suelos, según la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación, FAO


Warning: A non-numeric value encountered in /home/www/eljuri/sitio_02/wp-content/themes/Newsmag/includes/wp_booster/td_block.php on line 997

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here