Compartir

El lunes pasado empezó la preparación del segundo grupo de aspirantes para conductores de las máquinas. Ellos serán los responsables de ponerlas en movimiento. Luego de que las obras físicas del tranvía concluyeran, los trabajos se enfocan en la calibración del sistema de señalización luminosa, que incluye semáforos y balizas.

Las pruebas se cumplen desde el control sur hasta la terminal terrestre, tanto por la calle Gran Colombia como por la Mariscal Lamar, es decir, se cubre alrededor del 75% del total de la ruta. De forma adicional se ejecutan pruebas del sistema de ayuda operativa, que consisten en la calibración de los sistemas de georreferenciación (GPS) de cada una de las unidades del tranvía.

De esta manera se prueba el sistema interno y externo para la ubicación de paradas y la información que recibirá el usuario a través de las pantallas instaladas en los vagones. Asimismo, desde el lunes pasado se inició la capacitación del segundo grupo de aspirantes a conductores de los trenes, tarea que ejecutan los técnicos de Metro Tenerife, empresa que asesora la etapa de preoperación y postoperación del sistema de transporte masivo.

Las clases de preparación para este segundo grupo, conformado por 11 personas, constan de tres etapas, cada una de 96 horas. En la primera recibirán conocimientos teóricos sobre el manejo del vehículo, conducción, procedimientos de seguridad y atención al usuario.

La segunda etapa será práctica. “El proceso de formación será muy riguroso en horarios y contenidos, estas personas son las que tendrán la responsabilidad de poner en movimiento el sistema y deben garantizar un buen servicio, pericia, seguridad”, dijo Jaime Guzmán, director de la Unidad Tranvía. Los coches recorrerán la capital azuaya todas las noches hasta el 25 de diciembre.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here