Compartir

Con estaciones de bombeo se envía líquido vital a niveles superiores al de plantas potabilizadoras. El centro de la ciudad de Cuenca se halla a una media de 2.530 metros de altitud; sin embargo hay sectores poblados que están asentados en altitudes cercanas a los 3.000 metros de altitud. El agua potable llega hasta ellos gracias a estaciones de bombeo integradas a las plantas potabilizadoras, que forman parte de la infraestructura de la empresa ETAPA.

Una de las poblaciones del sector de Guagualzhumi que serán servidas mediante un proyecto que está en ejecución. Cortesía

Con estaciones de bombeo se envía líquido vital a niveles superiores al de plantas potabilizadoras.

El centro de la ciudad de Cuenca se halla a una media de 2.530 metros de altitud; sin embargo hay sectores poblados que están asentados en altitudes cercanas a los 3.000 metros de altitud. El agua potable llega hasta ellos gracias a estaciones de bombeo integradas a las plantas potabilizadoras, que forman parte de la infraestructura de la empresa ETAPA.

Comunidades como Torreos, Quituiña, Virgenpamba, del sector de Guagualzhumi, de la parroquia Paccha, están entre las poblaciones que pronto serán servidas con instalaciones de este tipo.

Las mismas forman parte del ‘Proyecto Guagualzhumi’, para servir a 842 habitantes actuales y una población futura de 1.400. Los poblados están en torno al cerro Guagualzhumi, uno de los más altos que rodean Cuenca y serán abastecidos desde la planta potabilizadora de Tixán, que se halla a una altitud de 2.692 metros sobre el nivel del mar.

Los sistemas de agua potable de ETAPA distribuyen el líquido vital a la mayor parte de la ciudad por gravedad, al estar las plantas potabilizadoras a mayor altitud, pero en los últimos años se han poblado zonas que están a mayor altitud que las plantas. Esto ha hecho necesario planificar sistemas de bombeo para llegar a ellas, explica Jasón Espinosa, subgerente de Desarrollo de Infraestructura, de la empresa ETAPA.

En el sistema Guaguazhumi, el agua será enviada, por gravedad, hasta un tanque de reserva, en Nulti. De ahí pasará a una primera estación de bombeo, en Aguacolla, a unos 2.873 metros de altitud y luego a otra estación, hasta una cota (altitud) de 3.017 metros para llegar a un tanque de reserva. Para ello se requiere una tubería de impulsión, de hierro dúctil, de 1.035 metros.

En el caso de Guagualzhumi el área de cobertura tiene unas 870 hectáreas; las redes serán de tubería de PVC, de 63 milímetros, con una longitud de 12,5 kilómetros. Otras tuberías, de 90 milímetros, tendrán unos 2 kilómetros; y, las de 110 milímetros, un medio kilómetro.

Así como en el proyecto Guagualzhumi, para llegar a poblados en otras áreas elevadas se requiere de estaciones de bombeo. Hay instalaciones como estas en Nulti, Paccha, El Valle (en el sector de El Coco y cerraron otra similar en El Paraíso; también hay un tanque en El Censo, por Cochapamba).

Otra estación está en San Joaquín, por Santa Teresita, para llegar a poblaciones de la zona alta de esta parroquia. Esta área se abastece con el sistema de la planta potabilizadora de Sústag. Sectores como Racar están servidos por la planta de San Pedro del Cebollar, que se abastece del río Culebrillas, distinta de la de El Cebollar.

OTRAS PLANTAS

A más de las plantas mayores se manejan otras en Cumbe con una capacidad instalada de 14 litros por segundo (l/s) ; Irquis, 35 l/s; Quingeo- Pillachiquir, 7 l/s; Sinincay, 30 l/s; Zhizho con una capacidad instalada 3 l/s; Tutupali Grande, 7 l/s; Tutupali Chico, 3 l/s; Fárez, 3 l/s: Santa Ana, 5 l/s; Sayausí, 15 l/s; Maluay, 2 l/s Checa, 22 l/s; Santa Teresita de Chiquintad, 7 l/s; Atuc-Loma, 5 l/s; y Putucay, con una capacidad de 15 l/s. (AVB)-(I)

PLANTAS, ALTITUDES Y BOMBAS

De las plantas de potabilización de ETAPA, la de Chulco Soroche está a 2.490 metros sobre el nivel del mar; la de El Cebollar, a 2.637 metros, unos 100 metros más que el centro de la ciudad; la de Tixán está a 2.692 metros sobre el nivel del mar; la de San Pedro del Cebollar, a 2.832 metros; la de Sústag, a 2.912 metros; y, la de Culebrillas, a 2.952 metros.

Una estación de bombeo consta de dos bombas, una unidad de reserva (para Gualgualzhumi será de 30 metros cúbicos) donde está el agua que será bombeada; las bombas succionan el agua desde la reserva (llamada cárcamo) y la impulsan hasta un tanque de reserva y desde ahí se la distribuye a través de redes al sector beneficiado.
Los tanques de reserva tienen sensores de nivel con los que, desde un centro distancia, la cantidad de líquido con la que cuentan.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here