Compartir

Desde hoy, los trenes ligeros recorrerán en horario normal el tramo entre el  Control Sur y el puente sobre el río Tomebamba. Esto implica el riesgo de accidentes, por lo que se aplicarán sanciones preventivas.

Desde esta mañana, cuatro de las 14 unidades del tranvía participarán de las pruebas denominadas carrusel, un simulacro del funcionamiento normal del tranvía en un tramo determinado de la ruta. Esto incrementa el riesgo de accidentes, por lo que el director del proyecto, Jaime Guzmán, pidió precaución y colaboración a la ciudadanía.

Su solicitud se apoya en el comportamiento de peatones y vehículos en la ruta. En el último año se han registrado cinco accidentes en el trayecto, por vehículos que perdieron pista y terminaron en las rieles. Además, de acuerdo con Guzmán, el cruce de personas que evaden los pasos peatonales es constante.

De acuerdo con el concejal Xavier Barrera, la seguridad del tranvía depende, más que del sistema de movilidad, de los vehículos y peatones que comparten la vía con los trenes ligeros. “La totalidad de los accidentes en los países que aplican este sistema se debe a malas maniobras o irrespeto a las señales, por parte de terceros”, asegura.

Guzmán indicó que, a más de la campaña de educomunicación que se ha implementado desde la Unidad Ejecutora, la Empresa de Movilidad, Tránsito y Transporte, EMOV, empezará a imponer multas a los vehículos que no respeten las señales y semáforos del tranvía.

Las multas comprenden 115,50 dólares por irrespetar al agente civil de tránsito o las señales del  nuevo sistema de movilidad
y 38,50 dólares por estacionar en sitios prohibidos, o por detenerse en zonas de uso exclusivo del tranvía.

En la zona en la que se desarrollarán las pruebas, esto es entre el Control Sur y el puente sobre el río Tomebamba, la velocidad máxima del tranvía es de hasta 60 kilómetros por hora. Teniendo en cuenta que las unidades pesan 50 toneladas cada una, el resultado de un accidente puede ser fatal, dijo Barrera, quien preside la Comisión de Seguridad.

Vacantes
El coordinador del acompañamiento de la preoperación del tranvía, Andrés Muñoz de Jesús, indicó que hay 20 plazas vacantes para choferes del tranvía. Las postulaciones se recibirándesde el próximo lunes.

Para la contratación de los nuevos conductores se requiere el título de bachiller y tener una licencia de conducir de cualquier tipo, excepto la licencia tipo A.

Guzmán explicó que la empresa capacitará a los nuevos conductores en la ciudad, con el aporte de los postulantes que fueron seleccionados para aprender sobre el sistema en Tenerife, España. Adicionalmente se generará un proceso para que los contratados obtengan la licencia tipo E, que según la Agencia Nacional de Tránsito es la única que permite conducir un tranvía

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here