Compartir

El próximo 5 de octubre las partes revisarán los cronogramas para la ejecución del Proyecto Tranvía.

El Consorcio ACTN Tranvía Cuenca, de Francia, deberá pagar 48.000 dólares por cada día en caso de que se retrase en la construcción de las obras del Proyecto Tranvía Cuatro Ríos, por las que cobrará 48,1 millones de dólares.

Los trabajos, de acuerdo con el contrato que firmó el 5 de diciembre de 2017 esta empresa extranjera con el Municipio de Cuenca, deben estar concluidos el 13 de octubre próximo, dado que en esa fecha termina el plazo de 300 días.

Esta compañía reanudó la intervención el 18 de diciembre de 2017, pues el Consorcio Cuatro Ríos de Cuenca (CCRC), que era el contratista original, la abandonó. Debía terminar el 29 de diciembre de 2017.

Jaime Guzmán, director de la Unidad Ejecutora del Tranvía, del cabildo local, explicó ayer que el Consorcio ACTN Tranvía Cuenca no ha cambiado su cronograma de terminación en la fecha prevista inicialmente.

Esto a pesar de que el último 30 de agosto solicitó una prórroga de 41 días, porque el dueño de un inmueble en Milchichig presentó una acción legal, por una supuesta afectación, que obligó a paralizar las labores desde el 20 de julio pasado.

Tras una serie de reuniones, el anterior 19 de septiembre ambas partes firmaron un acuerdo preliminar y establecimiento como fecha el 5 de octubre para una nueva cita para tratar este inconveniente.

Por otra parte, Marcelo Cabrera, alcalde de Cuenca, ayer firmó el contrato con la empresa Metropolitano Tenerife Sociedad Anónima (MTSA) para la preoperación y operación de este nuevo sistema de transporte.

Esto por un monto cercano a los 3,5 millones de dólares y en los primeros tres meses MTSA hará un diagnóstico previo para la creación de una unidad de operación y definirá los perfiles del personal para esta área.

Igualmente ejecutará un análisis de la ruta para establecer los límites de velocidad y gestión de la seguridad complementaria. También iniciará el acompañamiento para la pre-operación, tarea prevista a ejecutarse en siete meses.

Luego del inicio de la circulación comercial de los vehículos tranviarios, prevista para marzo de 2019, MTSA asesorará durante tres años.

La operación estará a cargo del municipio.

De acuerdo con la página web de MTSA, es de capital social ciento por ciento propiedad del Cabildo de Tenerife desde el 4 de abril de 2017, día en el que la corporación insular formalizó la compra del 14 % de Tenemetro, S.L. (Transdev/Sacyr/Ineco).

Es miembro de la Union Internationale des Transports Publics (UITP) y es uno de los dos representantes españoles que participan como integrantes en su comité de metros ligeros.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here