Compartir

La Corte Constitucional colombiana decidió este lunes dejar la legislación sobre el aborto como estaba: legal en tres causales.

En medio de plantones fuera del Palacio de Justicia en Bogotá, la Corte se declaró inhibida (por una mayoría de 6 a 3 votos) ante dos demandas que pedían penalizar el aborto en cualquier caso.

Según reportaron medios locales, la decisión se basó en que dichas demandas no tenían fundamento para ser tratadas por el órgano judicial.

Por esto, la ponencia de un magistrado que planteaba despenalizar el aborto en las primeras 16 semanas de gestación, que había generado fuerte expectativa, también fue descarta por la Corte.

En 2006, la misma Corte Constitucional declaró legal al aborto en casos de malformación del feto, riesgo de la vida de la madre y violación.

Desde entonces diversas acciones constitucionales han intentado ampliar o restringir dicha norma.

La abogada Natalia Bernal fue quien abrió esta nuevo debate sobre el aborto con dos demandas que buscaban penalizarlo en cualquier caso, ambas basadas en el derecho constitucional a la vida.

Por su parte, la ponencia del magistrado Alejandro Linares a favor de la despenalización argumentaba que la actual legislación genera barreras burocráticas, legales y sociales para ejercer el derecho a la interrupción del embarazo incluso en las tres causales legales.

Un promedio de seis mujeres al mes muere en Colombia por practicar abortos inseguros, según cifras del ministerio de Salud.

En Colombia, se realizan poco menos de 17.000 abortos legales al año, según Profamilias, y otros 400.000 clandestinos, de acuerdo con el Instituto Guttmacher.

 

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here