Compartir

Hasta este viernes el Ministerio de Transporte y Obras Públicas (MTOP) zonal 6 cumplirá la primera fase de la estabilización del talud en la Circunvalación Sur, junto al redondel de la avenida Doce de Octubre.La madrugada del último 1 de diciembre allí se produjo un deslizamiento, que destruyó una parte del hormigón con malla y pernos de anclaje, además del sistema de drenaje. Bloqueó el carril que va de norte a sur. Una segunda etapa de esta intervención será del 26 al 30 de diciembre y una tercera del 2 al 10 de enero. Aunque, según el rendimiento de los trabajos, esta última puede prolongarse unos cinco días más.

Para este sábado el MTOP zonal 6 tiene previsto habilitar la circulación vehicular, no obstante en caso de lluvia se cerrará nuevamente como una medida de prevención para evitar accidentes.Hasta eso los vehículos que circulan con dirección a Baños deberán desviarse por la calle Diego de Tapia, que pasa frente a los condominios Vista Linda y a la Facultad de Ciencias Agropecuarias, de la Universidad de Cuenca. Esta vía, que actualmente funciona como unidireccional, llega a la avenida Doce de Octubre, que asimismo se conecta con la Circunvalación Sur justo en el redondel de la avenida Doce de Octubre.

Hasta el momento se han removido alrededor de 5.000 metros cúbicos (m³) de material pétreo. Para esto trabajan dos excavadoras, una cargadora y ocho volquetes.El plan de estabilización consiste en retirar el material areno arcilloso que está suelto y presenta riesgo de caer. Además se dejará al talud con un corte inclinado; antes del deslave era semi perpendicular a la vía.Técnicos especialistas del MTOP luego de la inspección a la zona determinaron que la construcción rudimentaria de unas zanjas y un pozo ocasionaron la filtración de agua que produjo el deslizamiento.

Para Ramiro Loja, conductor de un vehículo repartido de materiales de ferretería, las labores de limpieza se tienen que cumplir en el menor tiempo dado que al tratarse de una autopista es una ruta de desfogue de los vehículos.

“Es las horas pico se forman largas colas y se hace un caos porque no hay calles alternas que puedan soportar la cantidad de vehículos que pasan por aquí…”, señaló. Loja sugirió que al menos se habilite una parte de la calzada durante las horas de mayor congestionamiento para evitar atascos, que ocasionan que la circulación sea demasiado lenta.Para Lorena Moscoso, quien vive en la calle Diego de Tapia, se debe colocar mejor señalización para evitar que los carros circulen a altas velocidades dado que no hay veredas y los peatones están sometidos a constante riesgo. (CSM)-(I)

Mauro Medina, estudiante de la Facultad de Ciencias Agropecuarias, de la Universidad de Cuenca, considera urgente la presencia de agentes de la Empresa de Movilidad (EMOV EP) en este sitio.

Esto porque desde el cierre de la Circunvalación Sur por el deslizamiento del talud, la cantidad de vehículos se ha incrementado considerablemente por la calle Diego de Tapia, que se usa como desvío.

“Hay que tomar en cuenta que la mayor parte de esta calle no tiene veredas y los transeúntes caminan por la calle y están en peligro de ser atropellados en cualquier momento…”, declaró.

Indicó que el último viernes un ciclista fue impactado por una camioneta en la intersección con la avenida Doce de Octubre.

5.000 metros cúbicos (m³) de material aproximadamente han sido retirados del deslizamiento en la Circunvalación Sur

 

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here