Compartir

Celebran a Guayaquil con ‘no a las drogas’

Familias que reciben servicios del Municipio a través de sus diferentes programas, desfilaron el domingo en homenaje a Guayaquil.

José Flores, estudiante de básica de la escuela Jaime Aspiazu,  no quiere saber nada de las drogas, por eso el domingo en la mañana participó con entusiasmo en el III desfile social DASE, que este año tuvo como lema Guayaquil, por un futuro sin drogas.

El estudiante junto con sus compañeros y maestros desfilaron por la avenida 9 de Octubre con carteles con mensajes en contra del consumo y  venta de drogas.  “No quiero nada con las drogas, porque deseo un mejor futuro para mí y mi familia”, señaló Flores.

El desfile que fue parte del homenaje a Guayaquil por sus fiestas del proceso fundacional, contó con la participación de los colegios que se benefician del plan municipal Más Libros, los CAMI, centros gerontológicos, centro de artes y oficios, Zumar,  funcionarios de la Dirección de Acción Social y Educación (DASE).

Jorge Acaiturri, director de la DASE, señaló que durante el desfile las distintas escuelas y centros muestran sus habilidades, como es la danza o la música.

“Los  mismos beneficiarios de nuestros programas decidieron tratar el tema de la venta y consumo de droga”, señaló el director al referirse sobre la temática de este año.

El desfile empezó a las 09:00 a la altura del parque Centenario y  siguió a lo largo de la av. 9 de Octubre hasta la altura de la plaza San Francisco.

Durante el recorrido varios jóvenes y adultos portaron carteles con frases como: “Los niños dicen no a las drogas”, o “Dale una patada a las drogas”.

Gladys Malta, profesora de la escuela Provincia del Guayas, ubicada en Cristóbal Colón y la 12, dijo que le preocupa mucho el tema de las drogas, porque es grave.

“Me parece que actividades como estas son muy  buenas, y quienes más que  los chicos para expresar su rechazo a lo que está pasando en la actualidad. El problema es gravísimo, trabajo en una entidad de niños hasta 12 años, pero el problema es de octavo para arriba. Los profesores estamos atados, no podemos llamar la atención a los estudiantes, revisar su mochila, lo único que podemos hacer es  darles charlas y aconsejarlos”, indicó  la educadora.

David Cueva, padre de una estudiante de bachillerato, que ayer acompañó a su hija en el desfile, dijo que vive a diario con temor que su hija  se tope con este problema. “Lo único que me queda es aconsejarla y darle buen ejemplo en la casa, decirle que las drogas destruyen la vida de las personas”, indicó Cueva.


Warning: A non-numeric value encountered in /home/www/eljuri/sitio_02/wp-content/themes/Newsmag/includes/wp_booster/td_block.php on line 997

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here