Salud

Inicio Salud

Transmisión del coronavirus se aceleró en la parroquia de Iñaquito

0

Ninguna otra parroquia de la capital, ni urbana ni rural, ha aumentado tanto el número de contagiados por covid-19 como Iñaquito. Esta zona del norte encabeza la lista de sectores donde más nuevos infectados se han registrado en el presente mes. Desde el 30 de septiembre hasta el 16 de octubre esta parroquia urbana pasó de tener 999 contagios, a 1 694. Es decir, en algo más de dos semanas sumó 695 casos. El segundo lugar lo ocupa Chillogallo, en el sur de Quito, que en ese mismo período registró 681 nuevos positivos. Pero entre las dos zonas hay una gran diferencia. Mientras en la populosa parroquia del sur habitan 72 743 personas, en la del norte viven 44 376. Si bien Iñaquito nunca ha estado entre las cinco parroquias con más contagios de la capital, ha venido escalando y cada vez se acerca más. Hoy ocupa el puesto número nueve, pero si se toma en cuenta la tasa (número de casos según su población), ocupa el séptimo lugar. ¿A qué se debe ese aumento? Iñaquito tiene una particularidad: es el corazón financiero y comercial de Quito. A lo largo de sus avenidas hay entidades bancarias, restaurantes, cafeterías, cines y al menos seis centros comerciales grandes y tres pequeños. El movimiento vehicular empieza a las 07:30 y el de peatones que arriban a la zona para realizar algún trámite, arranca a las 10:00. Paola Burbano, vicepresidenta del Comité Barrial de la avenida República de El Salvador, cuenta que a esa hora llegan los motorizados, mensajeros, personas que hacen entregas de todo tipo y visitantes de las oficinas. A partir de las 13:00, en cambio, los grupos de personas que salen de oficinas rumbo a restaurantes y patios de comida se adueñan de las veredas. Luego del almuerzo, el tránsito peatonal disminuye y tiene otro pico a partir de las 16:30, cuando salen los oficinistas. Pasadas las 18:00, se llenan las cafeterías, los restaurantes y centros comerciales. En la avenida Amazonas, Naciones Unidas , Shyris y 6 de Diciembre la congestión vehicular es abundante, lo que atrae a vendedores informales. En los semáforos se ofertan todo tipo de productos: frutas, verduras, artículos para celular, mascarillas y más. Los ambulantes usan tapabocas, pero mal colocados. Se lo bajan a la barbilla o se descubren la nariz. El comercio informal es otro de los puntos rojos donde hay propagación del virus, según Burbano. Asegura que el problema no solo se presenta en las vías principales sino que se extiende a otras calles como la Suecia, la Portugal y la Moscú. Admite que en el sector no todos los moradores usan mascarilla, sobre todo en las áreas comunales de los edificios. Ella es administradora de dos construcciones y cuenta que las personas tienen la mala costumbre de llegar a la recepción y sacarse el tapabocas. Gracias a las cámaras de video pudo ver cómo en el interior de los ascensores la gente no usaba protección y tosía o estornudaba, por lo que inició una campaña. Envió mensajes a los dueños y arrendatarios, y colocó letreros en las áreas comunales. Quien comete esa falta es multado con USD 20. Burbano añade una causa más: la zona es habitada por un gran número de turistas que rentan departamentos por tres o cuatro días, por motivos laborales. Afirma que hay muchas personas que viajan y utilizan el aeropuerto internacional, y en los departamentos no hay un buen control del cumplimiento de las medidas de bioseguridad, ni se les pide pruebas para ingresar. Francisco Pérez, director Metropolitano de Políticas y Planeamiento de la Secretaría de Salud, explica que el ser una población que viaja con frecuencia es una de las razones por las cuales, cuando la pandemia empezó, fue la primera parroquia en registrar casos. Cuenta que luego se mantuvo en números bajos pero las últimas tres semanas ha despuntado, lo que tiene que ver con la finalización del estado de excepción y la flexibilización de algunas restricciones que han permitido la apertura de locales y más movilización. Por esa razón, en las últimas reuniones con las autoridades municipales y gubernamentales decidieron aumentar los controles para que se respeten los aforos y evitar aglomeraciones. Esta semana se intensificarán los operativos. El aumento de positivos -dice- no tiene mucha relación con el aumento de número de pruebas que el Municipio realiza en el Distrito, porque hasta el momento ninguna brigada móvil ha hecho testeos en esa zona. Desde esta semana estarán en territorio. Los moradores piden a las autoridades que refuercen los controles en la zona y en el parque La Carolina. En contexto Quito continúa siendo la ciudad con más contagios del país. Hasta ayer, según el Ministerio de Salud, registraba 45499 positivos. Las autoridades realizan operativos de control en las parroquias con más infectados para frenar la propagación.

Reportan la primera muerte en el mundo por reinfección de coronavirus

Un grupo de investigadores de los Países Bajos ha reportado la primera muerte en el mundo por reinfección por coronavirus. Hasta la fecha se han confirmado solo 23 casos de reinfección, pero todas los pacientes anteriores se habían recuperado, reseña el portal BNO.

Se trata de una mujer de 89 años, que murió después de contraer covid-19 por segunda vez, según una descripción de los médicos neerlandeses de un caso clínico publicado en el sitio web Oxford University Press.

De acuerdo con los científicos, la paciente padecía la macroglobulinemia de Waldenström, un tipo raro de cáncer de glóbulos blancos que es tratable pero incurable, y una inmunodeficiencia.

La mujer fue ingresada con fiebre y tos severa en la unidad de emergencias de un hospital a principios de este año. Dio positivo por coronavirus y permaneció hospitalizada durante 5 días, después de lo cual sus síntomas desaparecieron por completo, excepto por una fatiga persistente.

Casi 2 meses después, solo dos días después de comenzar una nueva ronda de quimioterapia, desarrolló fiebre, tos y disnea. Cuando fue nuevamente ingresada en el hospital, la mujer volvió a dar positivo por coronavirus, mientras que las pruebas de anticuerpos dieron negativo en los días 4 y 5.

«Al día 8, la condición de la paciente se deterioró. Murió dos semanas después», detallaron los investigadores.

El equipo tuvo acceso a muestras de prueba de ambas infecciones y confirmó que la composición genética de cada virus era diferente en un grado que no se puede explicar a través de la evolución ‘in vivo’.

A finales de agosto, la viróloga Marion Kopmans informó sobre los primeros casos de reinfección por SARS-CoV-2 en Bélgica y los Países Bajos. La experta explicó que varias cepas del virus difieren en el código genético, por lo que una reinfección se confirma en el código de ANR.

Enumeran las contraindicaciones de la vacuna del centro ruso Véktor contra el covid-19

Formas graves de alergia, enfermedades malignas de la sangre y neoplasias, enfermedades agudas, tanto infecciosas como no, son algunas de las contraindicaciones para la inyección de la vacuna contra el coronavirus desarrollada por el centro científico estatal de virología y biotecnología Véktor, informan las autoridades sanitarias de Rusia.

Un comunicado difundido por el Servicio federal de supervisión en materia de la protección de los derechos de consumidores y el bienestar humano de Rusia (Rospotrebnadzor) menciona también entre las contraindicaciones la hora de inyectarse el fármaco el sufrir una inmunodeficiencia primaria, la hipersensibilidad a los componentes del fármaco, las reacciones o complicaciones que se puedan derivar de una vacuna administrada previamente, las fases agudas de una enfermedad crónica, el embarazo y la lactancia.

Por el momento, los niños y los menores de 18 años tampoco pueden ser vacunados por falta de datos sobre lo eficaz y seguro que es el medicamento para esta categoría de población, puesto que las pruebas se llevaron a cabo únicamente en adultos.

La vacunación debe llevarse a cabo al menos un mes después de la recuperación o remisión de la fiebre, pero, en el caso de una enfermedad respiratoria leve o aguda del tracto gastrointestinal, se puede administrar el fármaco tan pronto como la temperatura corporal haya vuelto a la normalidad.

Las autoridades y el fabricante esperan que la vacuna, denominada EpiVacCorona, sea registrada el 15 de octubre, tal y como estaba previsto al final de las pruebas.

Cientos de miles de personas con problemas de salud mental viven encadenadas

0

El último informe publicado por Human Rights Watch está dedicado al problema del encadenamiento de personas con discapacidades psíquicas y sociales.

La ONG entrevistó a más de 350 afectados, sus familiares, médicos y profesionales de salud mental, personal que trabaja en instituciones de salud, así como a funcionarios gubernamentales responsables y defensores de derechos humanos en varias partes del mundo.

Basándose en la información obtenida, HRW ha encontrado evidencias de encadenamiento de personas con problemas de salud mental de todos los grupos de edad, etnia, religión, estrato socioeconómico, en áreas urbanas y rurales en unos 60 países de Asia, África, Europa, Oriente Medio y América.

Niños, víctimas

Por ejemplo, en Guatemala, HRW encontró que cientos de niños con discapacidad intelectual permanecían atados a muebles o encerrados en jaulas en orfanatos. En Nigeria, descubrió que el encadenado más pequeño tenía 10 años, y el mayor 86. En Arabia Saudita se reveló que un hombre con discapacidad psicosocial había pasado 37 años clavado en una cueva situada en las montañas.

Por su parte, en México, los niños con discapacidades psicológicas localizados en una instalación estaban completamente envueltos con vendas y cinta adhesiva como si fueran momias. 

Habitualmente, las personas con problemas de salud mental son encadenadas contra su voluntad por sus propios familiares, que los mantienen en el hogar o envían a instituciones médicas y religiosas. Los discapacitados experimentan estigmatización y viven en condiciones infrahumanas. Aún más, privados del acceso adecuado a saneamiento y a la atención médica básica, corren más riesgo de contraer el covid-19.

HRW sostiene que el mundo todavía no le ha prestado mucha atención al problema del encadenamiento. No hay ni estadística relevante de casos, ni se aplican esfuerzos coordinados a nivel internacional o regional para erradicar estas prácticas. Para hacer frente al problema, HRW, de cara al Día Mundial de la Salud Mental, que se celebra el 10 de octubre, ha lanzado la campaña global #BreakTheChains (#RomperLasCadenas). Su objetivo es poner fin al encadenamiento de personas con problemas de salud mental. 

Venezuela seleccionará a los voluntarios que participarán en el ensayo de la vacuna Sputnik V mediante una página web

0

El ministro de Salud de Venezuela, Carlos Alvarado, informó este martes que el llamado a los voluntarios que participarán en la fase 3 de los ensayos clínicos de la vacuna rusa contra el coronavirus, conocida como Sputnik V, se hará a través de un portal web.

«El proceso de selección pasa por un llamado de voluntarios a través de una página web, con una serie de preguntas y luego se hacen las evaluaciones físicas. Básicamente, tienen que ser personas sanas«, explicó Alvarado en el programa ‘Dando y Dando’, transmitido por Radio Nacional de Venezuela (RNV).

Indicó que, al igual que las autoridades rusas, el Gobierno venezolano establece como condiciones que los voluntarios sean mayores de 18 años, no padezcan enfermedades respiratorias, no tengan malos hábitos de consumo, den su consentimiento expreso y no tengan tatuajes en el brazo, ya que la pigmentación causa reacciones al contacto con la vacuna.

10 servicios médicos mantienen la atención pese a la pandemia

0

Los primeros días de julio, el guarandeño Hernán Ulloa sufrió un accidente doméstico. Pisó una tachuela y su pie se lastimó gravemente. Su familia trató de curar la herida en casa, pero no fue posible, por lo que acudieron a un centro de salud público. Allí -cuenta su hija María Elizabeth- lo revisaron y lo remitieron a un hospital de especialidades. “ Le diagnosticaron diabetes y le amputaron uno de sus dedos”. Luego de la operación, este hombre de 66 años ha acudido a varias citas en el Eugenio Espejo, en Quito, para tratar su diabetes y la herida en el pie. El lunes, por ejemplo, le hicieron curaciones para evitar infecciones debido a su enfermedad. Además, acude al dispensario (primer nivel) más cercano a su casa, en Quitumbe, en el sur, para que le midan la glucosa y le administren insulina. Atenciones médicas de este tipo continuaron en las unidades sanitarias públicas, pese al covid-19, que ha dejado 134 965 infectados, hasta ayer 29 de septiembre del 2020. El Ministerio de Salud (MSP) registró 8,57 millones de atenciones en los establecimientos públicos del país, de enero a agosto. Es 8,2% menos de lo reportado en los mismos meses del 2019. Los servicios más demandados comúnmente son medicina general, odontología, ginecología, pediatría, medicina interna, cirugía general, medicina familiar y comunitaria, obstetricia, psicología clínica y nutrición. Durante la emergencia sanitaria, en las seis primeras especialidades se registró una reducción en el número de ingresos. La Cartera considera que la disminución en el número de atenciones se dio por las restricciones de movilidad de los usuarios. En cirugía general hubo una baja más drástica. Pasó de 115 035 a 70 504, en el período detallado, ya que las áreas que requiere están llenas de pacientes con covid. Afortunadamente -dice María Elizabeth- su padre estuvo dentro del grupo de personas tratadas y operadas, en medio de la pandemia. “Previo a su intervención quirúrgica nos pidieron aplicarle una prueba PCR para confirmar o descartar la presencia del coronavirus. El resultado fue negativo, por lo que entró a quirófano”. Hoy, Hernán se recupera y acude continuamente a controles. “Hemos sacado citas para octubre con el cardiólogo, oftalmólogo y urólogo, para seguir con su tratamiento”. En estos meses, en algunas especialidades se ha observado un aumento en las atenciones a pacientes. Medicina familiar y comunitaria, psicología, obstetricia y nutrición son parte del listado. Entre enero y agosto del 2019 se reportaron 797 211 consultas obstétricas a mujeres embarazadas. Mientras que en este año se registran 906 522. Es decir, un incremento del 12%. “No se suspendieron las citas ginecológicas y obstétricas. Pese a la pandemia seguimos brindando el servicio con normalidad”, explica el doctor Francisco Cepeda, responsable de la unidad en el Hospital San Francisco, del IESS. En este sanatorio se atiende a unos 50 pacientes: 40 en consulta externa y 10 en ecografías y otros procedimientos, al día. “Hicimos varias adecuaciones para evitar los contagios, por ejemplo ampliamos horarios, para que las mujeres vengan con tranquilidad. Hay protocolos de protección”. El número de partos -anota Cepeda- subió en los primeros meses de pandemia. En ese centro no se recibían casos de covid-19, por lo que muchas madres fueron remitidas a la casa de salud. “Antes de la emergencia teníamos siete alumbramientos diarios. La cifra se ha duplicado”. En el Hospital Gineco Obstétrico Isidro Ayora se vivió una dinámica similar. Uno de los ginecólogos, que pidió la reserva de su nombre, señaló que la atención ha sido normal; al igual que la hospitalización. Actualmente, cada especialista atiende 20 mujeres por día. Sin embargo -relata- sí hubo menos atenciones en la consulta externa. No han dejado de realizar controles de embarazo, citas para planificación familiar y partos. “No cerramos ya que este tipo de servicios son vitales”. Las consultas en la unidad de nutrición también subieron en los ocho primeros meses del 2020. Ismael Yacelga es parte del equipo de nutricionistas del Hospital Quito Sur, del Seguro Social. Desde junio, este médico atiende a pacientes con patologías crónicas como hipertensión, diabetes, insuficiencia renal y obesidad. Las citas se realizan por medio de videollamadas, que duran unos 30 minutos. A diario trata siete personas. “Las citas presenciales eran de menos de 20 minutos. Por los problemas de conexión o la inestabilidad de la Internet, aumentamos 10 minutos”. Yacelga también trata a pacientes sin patologías graves. Ellos -subraya- están interesados en alimentarse mejor y en fortalecer el sistema inmunológico. “Por el temor al covid-19, las familias se preocupan por llevar una alimentación más balanceada, además hay la ventaja de que muchos están comiendo en casa”. Otro especialista, Edgar León, presidente del gremio de médicos familiares, cree que “en los primeros meses de la pandemia, el sistema y la ciudadanía se concentraron en el covid-19. Y la gente prefirió buscar ayuda en los centros de salud, con tratamientos mucho más integrales, que brindamos desde este servicio”.

Más allá de las cifras, las ausencias del coronavirus

0

Una silla desocupada, una guitarra en silencio, una foto. Estos objetos cotidianos hablan de la vida y del vacío que dejaron aquellos que partieron por la pandemia de covid-19, que ha dejado un millón de muertos en el mundo. AFP retrata algunas de esas ausencias a través de los objetos y espacios de los que partieron, compartidos por sus seres queridos. Pétalos y aplausos para Hugo​Sobre su cama, siguen intactos un cobertor estampado con balones de fútbol y la funda bordada de la almohada con la frase ‘Pienso en ti’ junto a un pájaro turquesa. Un crucifijo cuelga de la pared de ladrillos. Su cuarto es un espacio tomado en préstamo a una escuela primaria de Xochimilco, donde su padre es conserje. Allí vivía con él y su madre, su hermana, su cuñado y sus sobrinos Hugo López Camacho, un camillero del Hospital 20 de Noviembre de Ciudad de México. Murió de covid-19 con 44 años en ese centro de salud después de subir y bajar sus pisos trasladando a los pacientes durante 14 años. La carroza con su cuerpo partió en medio de una cadena humana formada por sus compañeros, que lo despidieron entre pétalos y aplausos. Primero fue un estado gripal y dolor de cabeza; después, dificultad para respirar, cuenta su familia, extrañada porque Hugo se cuidaba mucho y además no fumaba ni bebía y llevaba una vida tranquila. A finales de abril se desvaneció al llegar al hospital. Ese fue el último día que lo vio su madre, a la que poco después, cuando supo que lo intubarían, llamó para despedirse. “Sabía lo que iba a pasar” , asegura su hermana. Dos semanas más tarde falleció. Los desbordados crematorios obligaron a esperar días para incinerarlo, una alternativa contraria a las ideas tradicionales de sus seres queridos. Cuando la pandemia pase, llevarán sus cenizas a reposar junto a las de su abuela en un nicho familiar. Paulo, una guitarra y un sofá La epidemia fue inclemente con la familia de Paulo Roberto, un jubilado de 75 años. De sus cuatro hijas, dos cayeron enfermas con covid-19 y solo una de ellas logró salir. Su esposa también enfermó y estuvo ingresada en cuidados intensivos, pero finalmente se recuperó. El propio Paulo, un apasionado de la música que tocaba varios instrumentos, falleció víctima del virus. Era junio. En su vivienda en Belo Horizonte, en el sureste de Brasil, aún cuelga de una pared de piedra su guitarra azul, que junto con su sillón preferido dan fe del disfrute del retiro. “Pasaba todo el tiempo en el sofá de la sala, donde veía películas, documentales y dormía todos los días”, cuenta Maria Candida Silveira, quien compartió medio siglo de su vida con él. Un dolor muy profundo, un agujero, una herida que no sanará: a María Cándida le cuesta encontrar palabras para describir su ausencia. “A veces te acuerdas de pequeños detalles, de momentos que pasamos juntos, momentos felices, pero a la distancia ese anhelo duele. Es una herida que mejorará, pero no sanará”. Queda también la ‘lembrança’ de su música, “todas las canciones que escucho”, agrega esta mujer de 68 años, “sobre todo las más antiguas que le encantaba tocar y cantar”. Y el exiguo consuelo de que pudo cumplir su mayor deseo antes de marchar: decir adiós a su bisnieta, Dudinha. “Desde mi teléfono hice una videollamada y él estaba sentado en la cama, se reía y jugaba con su bisnieta, logró despedirse de ella”, cuenta. Fue la última vez que Maria Candida habló con él: “Creía que lo conseguiría, pero pronto entró en coma”. Un sueño del que no regresó. Todos los días, el café de Franklin Para Franklin Américo Rivera, un fotoperiodista salvadoreño de 52 años que cubría la fuente legislativa, la pesadilla comenzó el 22 de junio con una faringoamigdalitis y, poco después, una infección urinaria. ‘El Meco’, como le decían, solía compartir la mesa con su hermana Delmi y su sobrino David, a quien enseñó a comer frijoles con pan, la comida favorita de ambos. Pero una radiografía reveló sospechas de coronavirus y decidió aislarse en su propia casa. Su otra hermana, Geraldina Juárez (41) , recuerda el día que “amaneció más triste y muy cansado”. “No podía caminar mucho, así que pasaba el día en su silla, que había colocado en el patio” a la sombra de un frondoso árbol. Esa misma noche la escasez de ambulancias, una tormenta y la saturación del sistema de emergencia se encargaron del resto. A falta de una atención a tiempo, falleció al mediodía siguiente. “No podemos describir ese gran vacío”, dice Geraldina. Su madre, Victoria del Carmen, de 79 años, “le sigue sirviendo su taza de café cada mañana”, dice. Echan de menos sus comidas favoritas, la música que escuchaba, las películas que miraba por las noches. Extrañan verlo pedaleando en la bicicleta estática, que ahora luce ajena a la modesta vivienda en Ciudad Delgado, un municipio aledaño de San Salvador. Cuando aprieta el dolor, una montaña de credenciales de prensa guardadas en una caja sirven para repasar su rostro. En algunas de las fotos, luce casi como un niño. “Nadie cree que ya no esté entre nosotros” . Afuera, bajo el árbol, tan estática como la bicicleta, permanece la silla azul. Oscar, la historia reciente de un país “Ni en mis peores pesadillas me imaginé que me iba a pasar esto”, dice Mónica, de 45 años, cuando recuerda que tuvo que certificar con su firma que el cuerpo que estaba por cremarse era el de su padre sin haber visto siquiera el ataúd. En abril, Oscar Farías, humilde, dicharachero y “excelente asador”, sucumbió en Buenos Aires el 27 de abril a los 81 años. Pero no se trata solo de la muerte, que es ineludible, reflexiona ella junto a su hermano Ruy. Lo “devastado” y “avasallante” de esta enfermedad es la imposibilidad de acompañar a la persona amada en el padecimiento y la transición a la muerte. Cuando todavía estaba consciente, su papá la llamaba por teléfono desde el hospital y le decía que tenía frío, pero ella nunca pudo acercarse a abrigarlo y llevarle una manta, cuenta. Para Ruy, su padre representaba de alguna manera la historia argentina del último medio siglo: trabajador metalúrgico, su carrera se forjó con el boom industrial y experimentó “la misma debacle que el país” en las últimas décadas. Ambos evocan su habilidad para fabricar cosas útiles “donde otros veían basura”: una “armónica” hecha con un peine y un papel, o un autito de juguete con un trozo de madera y tapas de botellas de vino. El instante más duro: cuando la médica tratante los llamó para contarles de su empeoramiento. “En ese momento se hizo muy material la muerte inminente”, dice Mónica. “Pero después papá tuvo un momento de lucidez y me llamó. Cuando le dije que cuando se recuperara nos íbamos a ir a comer una pizza y a tomar un vino, nos estábamos despidiendo”. La doctora se quebró en llanto al responderle que no a su ruego de acudir al hospital para despedirlo. El autito sigue posado en su biblioteca junto a la foto de Oscar haciendo un asado “y escuchando tango en la radio”, uno de los recuerdos más vividos que le quedan.

China observa resultados positivos en la fase tres de los ensayos de una vacuna anti covid-19

0

China y Emiratos Árabes Unidos han observado algunos resultados positivos en sus ensayos de fase III de una vacuna experimental contra la enfermedad covid-19, según declaró el portavoz del Ministerio de Asuntos Exteriores chino, Wang Wenbin, en una conferencia de prensa en Pekín el lunes 15 de septiembre de 2020.  Emiratos Árabes Unidos concedió el lunes la aprobación de emergencia para el uso de una vacuna contra el coronavirus, seis semanas después de que comenzaran los ensayos en humanos en el Estado árabe del Golfo Pérsico. Más de 29,52 millones de personas han resultado infectadas por el nuevo coronavirus a nivel mundial, según las cifras oficiales de casos confirmados, y 931 954​ han muerto, según un recuento de Reuters. Se han notificado infecciones en más de 210 países y territorios desde que se identificaron los primeros casos en China en diciembre de 2019.


Un grupo de científicos estima que células T contra el coronavirus podrían combatir el cáncer

0

Un grupo internacional de científicos está investigando el posible uso que podrían tener en el tratamiento contra el cáncer los linfocitos T capaces de luchar contra el covid-19, dijo este miércoles al canal canadiense CTV el médico Shashi Gujar, que encabeza el equipo.

Tras ser ‘programados’ para buscar y matar a las células invasivas, dichos linfocitos pueden permanecer en el organismo durante mucho tiempo. Y un tipo específico perteneciente a este grupo, el CD8+, es eficaz tanto contra el covid-19 como contra los tumores malignos.

«Tienen esta asombrosa capacidad para perseguir amenazas como [el SARS-CoV-2] de una manera muy específica», afirmó Gujar.

«Lo que estamos intentando es conseguir que estas células T […] vayan tras las células cancerosas», agregó.

La tarea se ve dificultada por el hecho de que los linfocitos T CD8+ antivirales difieren de los que combaten contra las células malignas, explicó Gujar, que no obstante expresó su optimismo sobre el futuro resultado de la investigación.

Los principales puntos de la hipótesis de Gujar fueron expuestos en un artículo publicado en julio en la revista OncoImmunology.

La Comisión Europea pacta con las farmacéuticas BioNTech y Pfizer la compra de 200 millones de dosis más de vacuna contra el covid-19

0

La Comisión Europea (CE) anunció este miércoles un pre-acuerdo de compra con las compañías farmacéuticas BioNTech y Pfizer para adquirir al menos 200 millones de dosis de la vacuna contra el coronavirus que las dos firmas desarrollan en colaboración.

«Se ha establecido que la Comisión dispondrá de un marco contractual para la compra inicial de 200 millones de dosis en nombre de todos los Estados miembros de la Unión Europea (UE)», indica la CE en su comunicado al respecto, explicando que el acuerdo también incluye «la opción de adquirir otros 100 millones de dosis, que se suministrarán una vez que la vacuna haya demostrado que es segura y eficaz contra la COVID-19″.

El anuncio llega al día siguiente de que los ensayos clínicos de la vacuna desarrollada por la Universidad de Oxford y la farmacéutica AstraZeneca, con quienes la UE tenía ya firmado un acuerdo para la compra de 300 millones de dosis, hayan sido detenidos provisionalmente para investigar una «enfermedad potencialmente inexplicable» de uno de los participantes.

Una «cartera diversificada» de vacunas experimentales

«Nuestras posibilidades de desarrollar y distribuir una vacuna segura y eficaz nunca han sido mayores, tanto para los europeos que viven aquí como para los que se encuentran diseminados por todo el mundo», declaró la presidenta de la Comisión Europea, Ursula Von der Leyen, subrayando que «para vencer al coronavirus en un lugar, tenemos que derrotarlo en todas partes».

El contrato suscrito entre Bruselas y el consorcio BioNTech-Pfizer también permite a la UE hacer donaciones a países con rentas medias y bajas o redirigirla hacia otros países europeos.

Por su parte, la comisaria de Salud y Seguridad Alimentaria de la UE, Stella Kyriakides, ha definido esta última operación de compra como «otro paso importante» en el propósito comunitario de «constituir una cartera sólida y diversificada de vacunas experimentales», con la esperanza de que «exista una que resulte segura y eficaz contra el covid-19» y contribuya a «acabar con esta pandemia».

La vacuna desarrollada por BioNTech-Pfizer se basa en una tecnología de reciente diseño denominada ARN mensajero, que consiste en estimular a las propias células del organismo para que generen las proteínas del virus, activando así la producción de anticuerpos por parte el sistema inmunitario.

La UE ha suscrito ya acuerdos con varios desarrolladores de vacunas, como Johnson & Johnson, Sanofi, AstraZeneca, Moderna o CureVac. «BioNTech-Pfizer es la sexta empresa farmacéutica con la que hemos mantenido conversaciones o firmado un acuerdo sobre posibles vacunas, y lo hemos hecho en tiempo récord», destacó la presidenta Von der Leyen al respecto. 

Todos los contratos establecidos en esta línea permiten a todos los países miembros de la UE adquirir viales de la vacuna de manera proporcional al tamaño de sus poblaciones.

Popular Posts

My Favorites

Científicos rusos hallan en un ámbar una nueva especie de escarabajo...

Especialistas rusos del Museo Zoológico de la Universidad Estatal de Moscú han encontrado en un ámbar una nueva especie extinta de escarabajo que vivió...