Noticias internacionales

Inicio Noticias internacionales

Una vacuna probada en macacos en busca de la cura del coronavirus se muestra eficaz contra el desarrollo de la neumonía

Científicos estadounidenses y británicos probaron en macacos rhesus una vacuna experimental contra el covid-19, que fue capaz de protegerlos contra el posible desarrollo de la neumonía. Los resultados del estudio fueron publicados en BioRxiv.

Una dosis de la vacuna ChAdOx1 nCoV-19 se mostró eficaz en prevenir los posibles daños a los pulmones de los animales infectados con el SARS-CoV-2, señalaron en el estudio.

La inyección, anteriormente probada en ratones, fue introducida en 6 macacos rhesus con síntomas de coronavirus. Tras entre 14 y 28 días, cuando los animales empezaron a tener anticuerpos, los científicos los contagiaron con el covid-19. Sin embargo, la vacuna protegió los pulmones de los monos y ninguno de ellos tuvo neumonia.

La ChAdOx1-nCoV-19, basada en la vacuna contra el MERS, es elaborada por un grupo de médicos y biólogos moleculares de la Universidad de Oxford y colegas estadounidenses.

Durante los últimos meses, investigadores de Estados Unidos, Australia, China y otros países, iniciaron los ensayos de diferentes vacunas contra el coronavirus. Sin embargo, habrá que esperar hasta al menos un año y medio antes de recibir los resultados de los ensayos, según diversas fuentes.

La pandemia del coronavirus ya registró más de 4,4 millones de contagiados en el mundo y alrededor de 302.000 fallecidos.

 

Advierten que la próxima pandemia podría originarse en la Amazonía

La próxima pandemia podría originarse en la selva amazónica, donde la penetración humana en el hábitat de otros animales puede generar desequilibrios ecológicos y contribuir a la aparición de enfermedades zoonóticas. Así lo advierte en una entrevista con AFP el ecólogo brasileño David Lapola, quien destaca que la «Amazonía es un gran recipiente de virus» y, al arrasarla, «estamos poniendo a prueba nuestra suerte».

«El mayor repositorio de coronavirus del mundo»

Lapola explica que, si bien la selva amazónica aún cuenta con extensas áreas preservadas, «cada vez hay más deforestación, más degradación». «Cuando generas ese desequilibrio ecológico, alteras esas cadenas y en ese momento puede ocurrir el salto del virus [de animales a humanos]», detalla el científico.

De hecho, el ecólogo recuerda que patrones similares ya se han visto en décadas anteriores con el VIH, el ébola y el dengue. «Es una relación histórica, fueron todos virus que se diseminaron de forma muy grande a partir de desequilibrios ecológicos», indica.

Aunque la mayoría de estos brotes se han concentrado hasta ahora en el sur de Asia y África —a menudo vinculados a ciertas especies de murciélagos—, la gran diversidad amazónica podría hacer de la región «el mayor repositorio de coronavirus del mundo», apunta Lapola, en referencia a los coronavirus en general.

«Es otra más de las razones para que no hagamos ese uso irracional, que ahora está aumentando aún más, de nuestra Amazonía», enfatiza.

«Es mejor no poner a prueba nuestra suerte»

En los primeros cuatro meses de este año han sido talados 1.202 kilómetros cuadrados de selva amazónica, un aumento de 55 % frente al mismo período de 2019, según datos satelitales del Instituto Nacional de Investigaciones Espaciales (INPE) de Brasil. En este contexto, el Gobierno de Jair Bolsonaro envió esta semana un contingente militar para realizar tareas de prevención y combate contra la desforestación ilegal y los incendios en la Amazonía.

Según Lapola, los números demostrarán si esta ha sido una estrategia exitosa, pero el caso es que el uso del Ejército «para cualquier problema» en Brasil muestra «cierta crisis institucional y el desmontaje del Instituto Brasileño del Medio Ambiente (Ibama)», se lamenta.

«Está probado que el avance de la deforestación depende de quién nos gobierna. La buena noticia es que los gobiernos son pasajeros», subraya el ecólogo, que espera que «en una próxima gestión tratemos con más cuidado ese enorme tesoro biológico, tal vez el mayor del planeta».

En opinión del científico, es necesario «refundar la relación de la sociedad con las selvas», pues si bien la propagación de nuevas enfermedades desde estas zonas «es un proceso muy complejo como para preverlo, es mejor usar el principio de la precaución y no poner a prueba nuestra suerte», concluye.

 

Revelan que las pruebas nucleares de la Guerra Fría tuvieron un fuerte impacto en los patrones de lluvias de todo el planeta

Una serie de pruebas de armas nucleares llevadas a cabo en medio de la carrera armamentista de la Guerra Fría podría haber tenido un profundo impacto en los patrones climáticos de todo el planeta, incrementando el nivel de precipitaciones atmosféricas a miles de kilómetros de los sitios de detonación, según un nuevo estudio publicado en la revista Physical Review Letters.

Utilizando registros históricos de una instalación de investigación en Escocia, un equipo de científicos británicos comparó los cambios cotidianos en la carga eléctrica que fluye a través de las nubes después de «la liberación de radiactividad artificial» desatada por explosiones nucleares, con el fin de determinar cómo las pruebas de las bombas atómicas afectaron los patrones de lluvias.

Los invetigadores evaluaron los datos recopilados entre 1962 y 1964, alrededor de la época de la crisis de los misiles de Cuba, durante la cual Estados Unidos y la ex Unión Soviética llevaron a cabo cientos de pruebas nucleares. El equipo descubrió que en los días con mayor radiactividad, las precipitaciones aumentaron un 24 % en promedio y las nubes se «espesaron ópticamente».

«Al estudiar la radioactividad liberada de las pruebas de armas de la Guerra Fría, los científicos de aquella época aprendieron sobre los patrones de circulación atmosférica. Ahora hemos reutilizado estos datos para examinar el efecto sobre las lluvias», explicó Giles Harrison, autor principal del estudio y profesor de física atmosférica en la Universidad de Reading (Reino Unido).

De acuerdo con el científico, «la atmósfera políticamente cargada de la Guerra Fría condujo a una carrera armamentista nuclear y a la ansiedad mundial». Pero décadas más tarde, «esa nube global ha contribuido a un costado positivo, al brindarnos una forma única de estudiar cómo la carga eléctrica afecta las lluvias«, agregó Harrison.

Los expertos hallaron que, aunque se limitaron en gran medida a áreas remotas del mundo, como desiertos e islas deshabitadas, las explosiones de bombas nucleares ionizaron la atmósfera y generaron una carga eléctrica que podría alterar patrones climáticos a miles de kilómetros de los sitios de prueba.

Desde la primera prueba exitosa, realizada por EE.UU. en el verano de 1945, unas 2.058 bombas nucleares han sido detonadas en todo el planeta, incluidos los dos dispositivos estadounidenses lanzados sobre ciudades japonesas de Hiroshima y Nagasaki durante la Segunda Guerra Mundial, según datos de la Asociación de Control de Armas. Si bien la mayoría de los ensayos se realizaron bajo tierra, se llevaron a cabo más de 500 pruebas atmosféricas entre 1945 y 2017.

 

La economista francesa Esther Duflo asegura que los países más ricos deben ayudar a las naciones más pobres para superar las consecuencias económicas del covid-19.

Los países más ricos deben elaborar un nuevo Plan Marshall para enfrentar los desafíos de la pandemia, según Esther Duflo, la segunda mujer en la historia en ganar el Nobel de Economía. En su opinión, la masiva ayuda financiera debe destinarse ante todo a las naciones del hemisferio sur.

«Recomendaría a los países más ricos que se esfuercen y ayuden», dijo Duflo en una entrevista con periodistas de Independent y The Telegraph en el programa CoronaNomics. «Nosotros, como una comunidad global, somos capaces de evitar que todo esto se convierta en una catástrofe», explicó la economista que se especializa en prevención de la pobreza.

Duflo, la persona más joven en ganar el premio Nobel en Economía a sus 46 años, compara las consecuencias de la pandemia del covid-19 con el período después de la Segunda Guerra Mundial. «Podría tratarse de un nuevo Plan Marshall con el fin de ayudar a los países del sur a recuperarse de la crisis, al igual que Europa pudo hacerlo después de la guerra», precisó la exasesora del expresidente de EE.UU. Barack Obama.

El controvertido Plan Marshall fue la iniciativa de Washington para ayudar a los países de Europa Occidental, devastados por la Segunda Guerra Mundial, entre 1948 y 1951. Los críticos de aquel acto consideran que bajo el pretexto humanitario Estados Unidos perseguía el objetivo de imponer su influencia en las élites políticas del Viejo Continente.

 

Hace 40 años, la humanidad triunfaba sobre la viruela, primer virus erradicado

El 8 de mayo de 1980, los miembros de la Organización Mundial de la Salud (OMS) declaraban en Ginebra que “todos los pueblos” estaban “liberados de la viruela”, casi dos siglos después del descubrimiento de la vacuna. El virus de la viruela, cuyo único reservorio era el ser humano, se transmite por gotas de saliva, aerosoles y, en menor medida, por la ropa contaminada. Diez años después de la creación de la OMS en 1948, Rusia propuso en una reunión de la organización “en un momento de distensión en la Guerra Fría” que el mundo se dedicara a la erradicación de la viruela, explica Larry Brilliant, epidemiólogo estadounidense. “Estados Unidos aceptó inmediatamente”, agregó. Había entonces “una voluntad pública y política”, destacó a la AFP , deplorando el “nacionalismo” que prevalece actualmente frente al nuevo coronavirus. Cuatro décadas después de la erradicación de la viruela, la covid-19 ha paralizado al mundo en cuestión de meses, lo que nunca hizo la viruela pese a que su tasa de mortalidad era del 30%, dejando más de 300 millones de muertos solo en el siglo XX. “Podemos aprender mucho de la viruela para la covid-19” sobre la importancia del rastreo de casos, el aislamiento de enfermos y el confinamiento de sus contactos, explicó a la AFP la doctora Rosamund Lewis, responsable de la sección viruela en la OMS. Cuando la OMS lanzó el programa intensivo de erradicación en 1967, los expertos “iban de puerta en puerta” para buscar enfermos, dice Lewis. No sin demora, algunos países se han dado cuenta de que hay que crear “un ejército de salud pública” frente a la covid-19 “para llamar a la gente” y rastrear los casos, agrega. Ahora el rastreo se hace por medio de aplicaciones o llamadas telefónicas, basándose en la buena fe de la gente, pero la OMS lo ha hecho su credo, sobre todo porque no hay vacuna. Vacuna La vacuna contra la viruela fue descubierta a fines del siglo XVIII, cuando un médico británico descubrió que la inoculación del virus de la viruela de la vaca (llamado vacine) protegía a los humanos. Antes de la vacunación, la población practicaba la variolización: un método muy antiguo de inmunización consistente en inocular pus, un procedimiento que “protege eficazmente pero el inconveniente es que dejaba circular la viruela”, comenta Anne-Marie Moulin, médica y filósofa en el CNRS (Centro Nacional de Investigaciones Científicas) . Ahora bien, “en algunos países, la variolización continuó después del descubrimiento de la vacuna”, explica, citando el caso de India, muy golpeada por la enfermedad. La vacunación fue “el elemento principal de la victoria” contra el virus, pero este éxito es también el “resultado de una colaboración internacional” basada en campañas de prevención, tratamiento y diagnóstico, dice Angela Teresa Ciuffi, del Instituto de Microbiología de la Universidad de Lausana. Casi diez años después del llamado de Rusia, la viruela seguía causando dos millones de muertes al año en el mundo. Además, en 1967 la OMS puso en marcha un programa de lucha intensivo. El último caso de viruela mayor se registró en 1975 en Bangladés y el último caso de viruela menor en 1977 en Somalia. Sin embargo, en 1978, una fotógrafa médica británica que trabajaba cerca de un laboratorio que investigaba la viruela se infectó y murió. Bioterrorismo Solo existen dos laboratorios autorizados para conservar el virus de la viruela -en Koltsovo en Rusia y Atlanta en Estados Unidos- pero en 2014 se descubrieron frascos viejos en otro laboratorio estadounidense. El período transcurrido desde la erradicación ha estado marcado por un debate sin resolver sobre la destrucción de las últimas existencias del virus. Según los expertos, es técnicamente posible recrearlo en laboratorio, pero la OMS lo prohíbe. Varias décadas después de la erradicación de la viruela, su espectro persiste e incluso se ha fortalecido con la amenaza bioterrorista. Al lado de la viruela, “el coronavirus es solo un ejercicio de entrenamiento” porque hoy la mayoría de las personas nunca han sido vacunadas y son entonces vulnerables, dice a la David Evans, virólogo de la Universidad de Alberta en Canadá. Si se reintroduce, la viruela “podría ser devastadora en las primeras semanas” sobre todo teniendo en cuenta que la pandemia de “la covid-19 ha mostrado cuánto tiempo necesitan los sistemas de salud pública para activar su logística”, estimó Rosina Ehmann, del Instituto de Microbiología de las Fuerzas Armadas Alemanas.

La Policía de EE.UU. afirma que el asesinato del profesor que investigaba el covid-19 no tiene «nada que ver» con su trabajo

La Policía de Ross Township (Pensilvania, EE.UU.) informó este miércoles que el asesinato del profesor e investigador universitario Bing Liu se produjo como resultado de una «larga disputa sobre una pareja íntima».
El pasado sábado, Bing Liu, profesor de 37 años de la Facultad de Medicina de la Universidad de Pittsburgh, fue hallado muerto a tiros dentro de una casa en la localidad de Ross Township.
La Policía cree que el docente fue asesinado por un conocido suyo, Hao Gu, que se suicidó tras cometer el crimen.
La noticia de su muerte obtuvo gran repercusión mediática después de que los colegas de Liu señalaran que el investigador médico «estaba a punto de hacer hallazgos muy significativos para comprender los mecanismos celulares que subyacen a la infección por el SARS-CoV-2 y la base celular de las siguientes complicaciones».
No obstante, la Policía afirmó que no ha encontrado evidencia de que «este trágico evento tenga algo que ver con el empleo en la Universidad de Pittsburgh, cualquier trabajo realizado en la Universidad de Pittsburgh y la actual crisis de salud que afecta a EE.UU. y al mundo».

¿Cuál será la especie dominante si (o cuando) los humanos nos extingamos?

Debido a amenazas como el cambio climático o la actual pandemia de coronavirus, cada vez son más las personas que advierten que nuestra existencia está en peligro.
Pero ¿qué pasaría si algún día los seres humanos dejáramos de existir?
Es muy probable que el fin de la raza humana no signifique el fin del mundo… la Tierra existió miles de millones de años antes de que apareciéramos y seguramente siga existiendo mucho tiempo más sin nosotros.
Es más, los ecologistas sostienen que sin la presencia de los mayores depredadores (nosotros), es muy probable que la Tierra prospere como nunca.
Pero ¿cómo sería un mundo sin humanos?¿Qué otra especie se convertiría en la dominante?
Esto fue lo que se preguntó una oyente del programa de la BBC «Los casos curiosos de Rutherford y Fry», que se dedica a responder inquietudes científicas enviadas por la audiencia.
Para hallar la respuesta a este hipotético escenario, los científicos Hannah Fry y Adam Rutherford, presentadores del programa, consultaron al zoólogo (o biólogo especializado en animales) Matthew Cobb.
Según Cobb, hay diferentes formas de definir lo que constituye una especie «dominante».
Una puede ser cuál es la más numerosa. En ese sentido, Cobb apunta a los insectos, que hoy en día son, por mucho, la forma de vida más cuantiosa.
Campeones microscópicos
Sin embargo, la experta Kate Jones sostiene que si vamos a medir el dominio en términos de números, entonces los verdaderos ganadores son organismos mucho, mucho más pequeños.
«Yo creo que la especie dominante ha sido, sigue siendo y probablemente siempre sea el microbio», afirmó.
Según Jones, no solo se debe a su número y biomasa, sino a que viven en todo tipo de hábitat en la Tierra, desde la Antártida y el Ártico hasta respiraderos en el fondo del mar.
También existen desde mucho antes que nosotros: aparecieron hace unos 3.500 millones de años (nosotros hace apenas unos 6 millones)
E incluso podría decirse que ya nos dominan, ya que en nuestros cuerpos ¡hay más bacterias y otros microbios que células humanas!
Los conquistadores
Pero si hablamos de dominio en términos de qué especie ha conquistado o destruido a otras, o a sus hábitats, no hay dudas de que hasta ahora los humanos hemos ganado el dudoso título de «número uno».
«Básicamente a cualquier lugar donde vamos nos deshacemos de los animales más grandes -empezando con el mamut y el rinoceronte lanudo- y a medida que nos movemos por el planeta, donde vamos nosotros ellos desaparecen», dice Cobb.
«Con la desaparición de estos animales también se perdió su rol en el ecosistema, así que nuestra llegada transformó el ecosistema del todo el planeta», explica.
La especie humana ha sido tan exitosa en esta conquista destructora que muchos científicos creen que estamos en camino a la Sexta Gran Extinción (hubo cinco antes, la última eliminó a los dinosaurios y a 3/4 de toda la vida en le Tierra hace 66 millones de años).
Si esto ocurriera, ¿qué especies podrían sobrevivir?
La respuesta podría encontrarse analizando lo que ocurrió en las extinciones previas.
«Si miras a través de la historia, la extinción sigue un patrón, no es aleatoria. Algunas especies son más propensas a la extinción que otras, y algunos rasgos te hacen más precario», explica Rutherford, que es genetista.
El astrónomo Phil Plait, conocido como «El astrónomo malo» porque se dedica a destrozar mitos sobre el espacio, dice que una cosa que tuvieron en común las extinciones pasadas es que todas produjeron un cambio profundo en el medio ambiente del planeta.
«Hubo un repentino cambio climático, repentinos cambios medioambientales, cambios en la química del suelo, cambios en la temperatura del agua y el aire, y eso es probablemente lo que causó estas extinciones».
Pero así como la última extinción aniquiló a los dinosaurios terrestres, dando pie eventualmente a la aparición y dominio del hombre, ¿qué otra forma de vida podría reemplazarnos a nosotros si somos aniquilados?
«Creo que será una especie que pueda adaptarse a las nuevas condiciones», dice Kate Jones. «Por ejemplo, algo que pueda comer plástico».
Sin embargo, más allá de las especulaciones, Rutherford señala que la evolución es algo muy difícil de predecir.
«Sabemos que habría cosas con ojos, cosas con alas. Habría carnívoros, herbívoros, tal vez plástico-voros. Pero más allá de eso, no quisiera hacer predicciones específicas», afirma.
Quien sí se animó a hacerlas fue el geólogo escocés Dougal Dixon, quien en 1981 publicó el libro «Después del hombre: una zoología del futuro», donde no solo cuenta cómo serían las especies dominantes del futuro, sino que también las muestra a través de varias ilustraciones.
Siguiendo los principios básicos de la selección natural, Dixon predijo que unos 50 millones de años después de que los seres humanos hayamos desaparecido el mundo estará dominado por murciélagos de un metro y medio y roedores gigantes.

1998 OR2, el asteroide “potencialmente peligroso” que acaba de pasar cerca de la Tierra

Este miércoles, la Tierra fue testigo privilegiado del viaje de un asteroide gigante.

El cuerpo celeste, de unos 2 kilómetros de ancho, pasó a una distancia que los astrónomos definen como de “acercamiento”.

El asteroide, llamado 1998 OR2, sin embargo, pasó a unos 6,3 millones de kilómetros de nuestro planeta. Eso es más de 16 veces la distancia que nos separa de la Luna.

Pero a pesar de que la Administración Nacional de la Aeronáutica y del Espacio de EE.UU. (NASA, por sus siglas en inglés) advirtió que el asteroide no supondría ningún riesgo para la Tierra, los astrónomos lo clasificaron como “potencialmente peligroso”.

¿Por qué se lo considera peligroso si pasó tan lejos?

La importancia del rastreo

La respuesta de la NASA a la pregunta anterior no define tanto a las características actuales del asteroide como a lo que potencialmente puede llegar a ser en el futuro.

“Al asteroide 1998 se le categoriza como ‘potencialmente peligroso’ porque, en el curso de un milenio, cualquier mínima variación en su órbita puede generar más peligro para la Tierra del que representa ahora”, explicaron en un comunicado.

Debido a esto, para los astrónomos es importante rastrear el asteroide durante su acercamiento a la Tierra.

“Usando telescopios y radares, observar los cambios en el asteroide nos permite evaluar mejor su peligro a largo plazo”, continuó el comunicado.

Peligro futuro

El asteroide 1998 OR2 fue descubierto en 1998 y los astrónomos lo han estado rastreando desde entonces.

“Como resultado, hemos evaluado su trayectoria de forma muy precisa y podemos decir con seguridad que este asteroide no tiene ninguna posibilidad de impacto durante los próximos 200 años”, dice la NASA.

Según la agencia espacial, el próximo acercamiento se producirá en 2079 y lo hará mucho más cerca: unas 4 veces la distancia entre la Tierra y la Luna.

Los astrónomos aprovecharon el acercamiento de 1998 OR2 para observarlo con más detalle.

Observar los asteroides grandes es más sencillo que observar los pequeños porque reflejan más luz y así los puede detectar mejor un telescopio.

De acuerdo a la NASA, casi todos los asteroides cercanos a la Tierra con un tamaño similar o mayor ya han sido descubiertos, rastreados y catalogados.

“Es extremadamente improbable que uno de estos grandes asteroides puedan impactar la Tierra en el próximo siglo, pero continúan los esfuerzos en descubrir asteroides que puedan suponer un peligro futuro”, dice la NASA.

 

Las impactantes imágenes con las que El Salvador anunció que juntó a presos de diferentes pandillas en las celdas para combatir la violencia

«Se acabaron las celdas de una misma pandilla, hemos mezclado a todos los grupos terroristas en la misma celda, en todos los centros penales de seguridad. ¡El Estado se respeta!».
Con este tuit, el viceministro de Justicia de El Salvador, Osiris Luna Meza, confirmó este domingo el inicio de una de las medidas previstas en el estado de emergencia decretado en las cárceles tras el reciente aumento de homicidios en el país, para evitar que desde allí salgan órdenes sobre crímenes al exterior.
Junto al anuncio, tanto Luna Meza como otras cuentas del gobierno en Twitter se dedicaron a publicar impactantes imágenes de reos hacinados en las que se observan juntos a miembros de pandillas rivales a juzgar por los tatuajes que los identifican.
En las fotos se ve a decenas de presos juntos, sentados en fila en el suelo y esposados, casi pegados unos sobre otros y solo con algunos de ellos usando cubrebocas.
Las fotos muestran que en los centros penales de El Salvador no impera el aislamiento social vigente en el resto del país, donde desde finales de marzo existe cuarentena domiciliar obligatoria para prevenir los contagios de coronavirus.
Organismos de derechos humanos y otros especialistas alertaron sobre las consecuencias de esta y otras drásticas medidas, como que el presidente, Nayib Bukele, autorizó a policías y ejército el uso de «fuerza letal» en el marco de esta nueva ola de violencia en El Salvador.
¿Qué supone el estado de emergencia en cárceles?
Vía mensaje de Twitter, como suele ser habitual, Bukele exigió en la noche del viernes a su director de centros penales que ordenara «emergencia máxima» en todas las cárceles que albergan a pandilleros ante «información de inteligencia de (la existencia de) órdenes de homicidios emitidas desde ahí».
Fue su respuesta ante el repentino recrudecimiento de la violencia en el país, que desde el inicio de la pandemia había registrado un notable descenso e incluso se registraron días con cero muertes violentas, según cifras oficiales.
El pasado viernes, sin embargo, medios locales reportaron una veintena de homicidios en solo ese día, una tendencia al alza que se mantuvo durante el resto del fin de semana.
«Las maras están aprovechando que casi la totalidad de nuestra fuerza pública está controlando la pandemia», escribió Bukele.
El Salvador ha sido durante años uno de los países más violentos del mundo, debido en buena parte a las actividades de pandillas como la Mara Salvatrucha (MS-13) y Barrio 18, que con al menos 70.000 miembros se dedican a delitos de extorsión y narcotráfico, entre otros.
Desde su llegada al poder el pasado junio, Bukele hizo de la reducción de homicidios uno de sus principales estandartes (la tasa por cada 100.000 habitantes pasó de 51 en 2018 a 35,8 el año pasado), y la cifra se mantenía en un dígito diario desde que comenzó la cuarentena por coronavirus.
Por ello, Bukele no dudó al anunciar medidas drásticas este fin de semana. Entre otras, ordenó suspender todo contacto de los reclusos con el exterior, un «encierro absoluto 24 horas al día» y el aislamiento de los cabecillas de los grupos.
El viceministro Luna Meza aseguró que «si ha salido una orden de aquí (de las cárceles), no es por llamadas porque no hay señal, no hay visitas, esto ha sido por la comunicación de señas que han adoptado de celda a celda y llevada por las personas que han salido en libertad».
El domingo, el presidente anunció que el uso de la fuerza letal por parte de policía y ejército «está autorizado para defensa propia o para la defensa de vida de los salvadoreños»
El mandatario aseguró incluso que el propio gobierno se encargará de la defensa legal «de quienes sean injustamente acusados por defender la vida de la gente honrada».
«El pandillero que ponga resistencia será abatido con fuerza proporcional y posiblemente letal por nuestra fuerza pública», alertó Bukele.
Además, el gobierno ordenó finalizar con la separación en celdas diferenciadas de miembros de pandillas rivales, como se había hecho hasta ahora.
«En este gobierno no habrá beneficios y privilegios para ningún miembro de estructura criminal», aseguró Luna Meza al publicar algunas de las polémicas imágenes.
«De ahora en adelante, todas las celdas de pandilleros en nuestro país permanecerán selladas. Ya no se podrá ver hacia afuera de la celda. Esto evitará que puedan comunicarse con señas hacia el pasillo. Estarán adentro, en lo oscuro, con sus amigos de la otra pandilla», tuiteó Bukele este lunes.
Más tarde, el presidente publicó también un video donde supuestos miembros de la pandilla Barrio 18 piden ayuda para que se vele por los derechos de sus compañeros presos en la cárcel que, aseguran, están siendo violados por la forma en que los están tratando.
«Si quieren acabar con la ola de violencia, no es la manera correcta (…). Hemos bajado el índice de homicidios con la finalidad de que les devuelvan los derechos en los centros penitenciarios. Desconocemos si el alza de homicidios proviene de grupos de sicarios financiados por partidos políticos o el gobierno actual», se escucha en el video.
«Estrategia mediática»
Organizaciones como la Comisión Interamericana de Derechos Humanos mostraron su preocupación por el estado de emergencia en cárceles y por «poner en riesgo los derechos de personas privadas de libertad»
Según la Comisión de Derechos Humanos de El Salvador, unir a las diferentes pandillas en una misma celda «lleva un riesgo total de que haya amotinamientos o asesinatos selectivos o colectivos».
Es «una bomba de tiempo» que puede «explotar» en cualquier momento y el responsable será el gobierno por tener la custodia de los reos, le dijo a la agencia AFP el coordinador de esta ONG, Miguel Montenegro.
Jeannette Aguilar, investigadora salvadoreña en temas de seguridad y violencia, subraya que son más bien las medidas dictadas de encierro absoluto de reos las que podrían aumentar los enfrentamientos entre pandillas.
«Este encierro permanente en condiciones infrahumanas, con este nivel de hacinamiento y con la emergencia del coronavirus, es posible que pueda hacer estallar conflictos adicionales con el nivel de estrés al que se está sometiendo a esta población», le dice a BBC Mundo.
La experta alerta de que el verdadero riesgo tras estas medidas de restricción de movimiento en las cárceles es el de que se pueda propagar de manera masiva el covid-19, dado que «estamos hablando de celdas sumamente pequeñas, donde pueden meter 100 o 200 personas».
Aguilar considera que estas iniciativas anunciadas por Bukele son contraproducentes y responden más a «un juego mediático», al igual que la publicación masiva de las polémicas imágenes de reos hacinados en las cárceles.
«Buscan mandar ese mensaje de que es el presidente el que tiene el control de la situación a través de estas medidas que vulneran derechos humanos y ponen en riesgo la salud pública de los internos y de toda la población», opina.
Expertos criticaron también la autorización del uso de fuerza letal bajo el pretexto de la actual ola de violencia, que si bien está recogido en la legislación salvadoreña en circunstancias específicas, en el anuncio de Bukele podría interpretarse de manera más amplia.
«Bukele pretende darle carta blanca a miembros de la fuerza pública para matar. Sus órdenes a la policía y fuerzas armadas contradicen los estándares internacionales», alertó el director para las Américas de Human Rights Watch, José Miguel Vivanco, muy crítico en los últimos meses con el presidente salvadoreño.
«Esto podría generar un baño de sangre», asegura Aguilar, aludiendo al «contexto de elevada impunidad» existente en El Salvador y antecedentes de ejecuciones extrajudiciales, abusos y estructuras de exterminio dentro de la policía del país.
«Se estaría incentivando un uso desproporcionado de la fuerza letal que va a derivar, sin duda , en un aumento de ejecuciones extralegales de quien pueda, bajo esos criterios discrecionales, afirmar que vio amenazada su vida o la de otra persona».

Francia investiga si la nicotina es capaz de frenar el coronavirus

Un grupo de científicos franceses intenta comprobar si la nicotina podría tener efectos preventivos en el coronavirus tras constatar en un estudio previo en un hospital parisino que la mayoría de los afectados por la enfermedad eran no fumadores. El nuevo estudio, en el que se ha interesado el Ministerio de Sanidad, se llevará a cabo en el hospital de la Pitié Salpétrire de la mano de su equipo de medicina interna y del neuorobiólogo Jean-Pierre Changeux, miembro de la Academia francesa de las Ciencias, según publica este miércoles 22 de abril del 2020 esa institución. Su pesquisa parte de una investigación previa en ese mismo hospital, que, tras detectar en otros análisis recientes que habría una baja proporción de fumadores entre los contagiados, como entre privados de la libertad o pacientes de centros psiquiátricos -con mayor porcentaje de fumadores que la media-, analizó a 480 pacientes con coronavirus. «Encontramos que solo hay un 5% de fumadores, lo que es muy bajo. En resumen, tenemos un 80% menos de fumadores en los pacientes con covid que en la población general del mismo sexo y edad», indicó este 22 de abril del 2020 en la emisora France Inter el internista Zahir Amoura, uno de los responsables del estudio. Changeux, especialista en receptores nicotínicos, plantea la posibilidad de que la nicotina podría frenar el avance del virus al evitar que penetre en las células, lo que podía explicar el bajo número de fumadores entre los pacientes del coronavirus. «Presumimos que el receptor de acetilcolina nicotínico desempeña un papel clave en la fisiopatología de la infección por covid-19 y podría representar un objetivo para la prevención y el control de la infección», destaca el artículo publicado por la Academia de las Ciencias. Otra hipótesis, menos privilegiada, es que la nicotina reduciría además la excesiva respuesta inmunitaria que se manifiesta en los casos más graves de la covid-19. Hasta ahora, tanto la hipótesis de Changeux como las conclusiones de Amoura se basan en meras observaciones, a las que se suma la inquietud por los posibles resultados de esta sustancia, altamente adictiva. Para verificarlas, su ensayo clínico distribuirá próximamente parches de nicotina con dosis diferentes a personal sanitario de manera preventiva, a pacientes hospitalizados para ver si los síntomas disminuyen, y a pacientes en cuidados intensivos para ver si la inflamación se reduce. El ministro francés de Sanidad, Olivier Véran, señaló este miércoles en el Senado que se trata de un estudio «interesante», pero pidió precaución. «Cuidado, eso no quiere decir que el tabaco protege. El tabaco mata y causa más de 70 000 muertos al año. Pero significa que hay una pista interesante, junto a otras pistas de investigación clínica, que busca entender por qué en el mecanismo bioquímico la nicotina podría ser un marcador de resistencia frente a esta epidemia», dijo Véran. Insistió en pedir a los ciudadanos que no se automediquen ni consuman nicotina y aclaró que en los estudios contra el coronavirus no cierran ninguna puerta, «ni siquiera esta, máxime cuando está dirigida por equipos de gran solvencia».

Popular Posts

My Favorites

Desde ayer se receptan las carpetas para 22 nuevos conductores del...

El proceso se extenderá hasta el 7 de diciembre. Los requisitos son el título de bachiller y licencia de conducir desde la tipo B en...