Noticias internacionales

Inicio Noticias internacionales

Desenmascaran una red global de abuso sexual infantil

0

La policía australiana descubrió una red de abuso sexual infantil que trasciende el país y se cuela también por EE.UU., Canadá, Asia, Europa y Nueva Zelanda, informa Associated Press.

El desmantelamiento de la red delictiva se hizo posible gracias a la información que le suministró a los órganos policiales australianos el Centro Nacional para los Niños Desaparecidos y Explotados, una organización estadounidense y sin fines de lucro financiada por la Casa Blanca.

Según el comisario adjunto de la Policía Federal de Australia, Justine Gough, 16 hombres fueron recientemente detenidos en los estados de Nueva Gales de Sur, Queensland y Australia Occidental. Entre los arrestados se encuentran un cuidador de niños y un entrenador de fútbol escolar. En total, se habrían dictado 828 cargos por abuso sexual infantil y por la producción y distribución de materiales que contienen maltrato infantil, así como por zoofilia, precisó Gough.

Las víctimas identificadas por la policía australiana tenían entre 16 meses y 15 años de edad. Según aclaró el subcomisario, la red desenmascarada recurría tanto al Internet regular como a la llamada Deep Web para publicar los materiales pedófilos.

»Ningún niño debería ser víctima de abuso y violencia por parte de aquellos en los que deposita su confianza, trátese de un miembro de la familia, un cuidador o un entrenador de fútbol infantil», resaltó Justine Gough al brindar detalles del caso.

Entretanto, en EE.UU. arrestaron a otros tres hombres por delitos similares. La Policía australiana ha remitido ya 18 expedientes relacionados con los detenidos a sus homólogos norteamericanos. En cuanto a otras regiones (Canadá, Asia, Europa y Nueva Zelanda) donde podrían esconderse los delincuentes, todavía no se han reportado detenciones.

No son solo entidades tales como el Centro Nacional para los Niños Desaparecidos y Explotados las que facilitan información que contribuye a descubrir las redes donde circula el contenido abusivo, sostuvo Adam Parks, representante de esa organización en Australia. También lo hacen las propias empresas de redes sociales, que regularmente advierten a las respectivas autoridades de haber dado con algún material abusivo en sus plataformas, precisó.

Las hijas perdidas de la India

0

Nadie sabe dónde están las niñas que faltan en la aldea de Mahima, excepto la propia Mahima. La última vez que vio a una de ellas, la suya, salía de su vientre como el aborto de una hija no querida. De las demás, nadie sabe. Faltan niñas en esta remota aldea del estado de Rajastán, y en el pueblo vecino, y en toda la India, pero nadie las busca. No las conocen. La mayoría están muertas o no han nacido. Durante los últimos 30 años, millones de niñas se han esfumado sin dejar rastro o han muerto antes de cumplir los 6 bajo la sospecha de haber sido asesinadas, vendidas, abandonadas, o hechas desaparecer por sus propios padres. El precio de criarlas ha convertido su vida en algo inviable. Asesinato selectivo​Sentada en su despacho, en el exclusivo barrio de Lodhi Estate de Nueva Delhi, una funcionaria de Naciones Unidas dibuja un diagrama con los sectores de la sociedad involucrados en las desapariciones. «Si te fijas, la línea pasa por las familias de las chicas, el Gobierno, la Policía, los hospitales, la economía. Todos están en esto y a nadie le importa», dice mientras conecta estos nombres trazando un círculo sin salida. A finales de los años 80, unos informes sobre muertes de recién nacidas, con el cuello partido a las pocas horas de nacer, con leche envenenada o asfixiadas con sábanas empapadas, revelaron que se estaba llevando a cabo un asesinato selectivo de niñas en la India. En 1991, el censo nacional disparó las alarmas. Los datos oficiales mostraron que había 927 mujeres por cada 1 000 hombres, cuando la media mundial era de 952 por cada 1 000. Con el paso de los años, las brutales muertes parecieron desaparecer gracias a programas de vigilancia sobre las embarazadas hasta el parto, o cunas instaladas en los hospitales para que los padres dejaran a las bebés sin tener que dar explicaciones. «Si su bebé es una molestia, déjelo aquí», se leía en algunos centros. Los casos de bebés asesinadas disminuyeron, pero la población de mujeres siguió cayendo: la llegada de las ecografías a la India había dado inicio a un nuevo sistema de selección de sexo. El censo de 1991 mostró que había 4,2 millones menos de niñas que de niños con edades comprendidas entre los 0 y 6 años. La situación empeoró en el censo de 2001, que elevó la diferencia a 6 millones. En el último, realizado en 2011, el desequilibrio alcanzó los 7,1 millones, según señala el Centro de Investigación Global para la Salud (CGHR) en un estudio publicado por The Lancet. El Ministerio de Interior indio también publicó en junio el registro de nacimiento 2016-2018, el estudio más preciso de radio de sexo en el país hasta que se publique el censo de 2021, y los datos proyectados no son alentadores: nacen 897 niñas por cada 1 000 varones. La selección se ha propagado por casi todo el país. En julio de 2019, los registros de nacimiento en 132 aldeas del distrito de Uttarkashi, a unos 300 kilómetros al norte de Nueva Delhi, dejaron a la vista la efectividad de la matanza: de los 216 bebés nacidos en tres meses, todos eran varones. Sangre de mi sangre ​Lo que mató a la hija de Mahima fue una mezcla de mifepristona y misoprostol, dos medicamentos disponibles en el mercado. Uno es conocido como ‘la píldora del día después’ y el otro es un tratamiento para las úlceras gástricas. «Era una hembra, y yo quería un varón», dice Mahima protegida por la privacidad que le da su choza de barro. Morena y enjuta de carnes, la mujer de 26 años tiene los dedos ensangrentados por los piojos de su hijo que se van quedando pegados entre las manos. No se arrepiente de lo sucedido. En un rincón de la casa de una única habitación, en la que no entra la luz, están sus dos hijas mayores, de 8 y 10 años. La escuchan hablar sin saber que el motivo por el que están vivas es porque nacieron primero. Mahima está convencida de que el sexo de los bebés lo determina un patrón con el que fue configurado el aparato reproductivo de cada mujer, y en su caso comprobó que «los niños nacen después de tener dos niñas». Por eso abortó el que sería su cuarto hijo, convencida de que era una mujer. Aunque el uso del ultrasonido está permitido para examinar la evolución de los fetos, la Ley de Técnicas de Diagnóstico de Preconcepción y Prenatal de 1994 prohíbe revelar el sexo a las familias o solicitar ese servicio, con penas que van de los tres a los cinco años de cárcel. Pero la ley propició un nuevo nicho clandestino: médicos o profesionales con capacitación para utilizar los ultrasonidos comenzaron a cobrar bajo la mesa sumas de hasta USD 300 a cambio de hacer una señal, un gesto, o poner una marca diminuta al borde de la receta para revelar el sexo a los padres. Mahima tuvo que recorrer 10 kilómetros a pie y subir luego al remolque de un tractor para llegar hasta el hospital público de la ciudad. «¿Por qué quieres hacer esto?», preguntó el doctor cuando entró a la consulta pidiendo un aborto. «Porque no queremos tener niñas», respondió la mujer, que jura que el médico no la examinó para corroborar si su bebé era una niña. A cambio de 600 rupias, o unos USD 8 dólares, le dio la receta con la que le entregaron las medicinas para abortar. Antes, el médico le propuso continuar con el embarazo y entregar la niña al hospital cuando naciera, pero el futuro de su hija era algo que no quería dejar en manos de nadie. Las noticias de albergues que prostituyen, venden, o esclavizan a las chicas era una idea que torturaba a Mahima más que la propia muerte. «¿Cómo iba a entregar a mi hija? Me negué, les dije que no podía abandonarla. Es sangre de mi sangre». En el nombre del pandre​Si hubiera que marcar las casas en las que al menos una niña desapareció, habría que señalar también la de Amisha, la esposa de un campesino con dos bueyes y media docena de cabras, distinguido en el pueblo por su relativa holgura económica. A ella se le ve tres veces al día fuera de casa, cuando lleva a pastar a las cabras, o cuando sale a recoger agua de la bomba manual instalada en medio del campo. Su cuello estirado se mueve con el impulso con el que ondean los 30 litros que lleva sobre su cabeza. Después de cargar los dos últimos cántaros para fregar los platos de la cena, se habrá ganado el derecho a hacer lo quiera, que con frecuencia no es más que desenredar el cabello de su hijo. La melena larga y casi dorada de su hijo Ajay es una promesa que hizo a los dioses si su familia era bendecida con un varón, un delfín para el legado de esta familia que pueda alumbrar el camino de la muerte a su padre. En el hinduismo, el hijo varón, o el marido en el caso de la muerte de una mujer, son necesarios en el rito de cremación para alcanzar la redención. La responsabilidad de Amisha con la descendencia de su familia es mucho mayor que la de Mahima. Al estar casada con el hijo único de una familia de granjeros, tener al menos un varón era la única manera de asegurar el linaje de su marido y la salvación de su alma. La esposa de este campesino tuvo dos varones, con tres niñas intercaladas. Solo las dos primeras nacieron. La última se quedó entre un trapo viejo que contuvo la sangre del aborto provocado por la misma mezcla de mifepristona y misoprostol que consiguió Mahima. «Sí, lo hice», contesta con una media sonrisa cuando le preguntan si se deshizo de ella. Su marido cerró el trato con el doctor para que le diera los medicamentos a cambio de USD 14 dólares por cada mes de embarazo. Estaba embarazada de tres meses. Si una esposa no es capaz de proporcionar hijos varones «tiene que abandonar la casa», regresar con sus padres, y así el esposo podrá casarse de nuevo e intentar continuar la descendencia, explica Amisha para referirse a una norma no escrita a la que llama «la presión del matrimonio». Mientras que las hijas dejan el hogar para ir a vivir con sus maridos, los varones están destinados a quedarse en casa con su esposa e hijos, cuidar de sus padres y los bienes familiares. Tener solo niñas significaría la extinción de la familia. El precio de las hijas «Criar a una hija es regar el huerto del vecino», dicta un popular refrán indio que apunta directo al sistema de la dote, el pago que los padres hacen por el matrimonio de sus hijas. Irónicamente, las mujeres son las depositarias del honor familiar, y la dote es una muestra del estatus social que permite a los padres escoger entre los mejores pretendientes y hogares a los que pasarán a pertenecer sus hijas. La dote es una de las principales razones por las que las niñas son vistas como una carga, como una futura deuda. «Yo reúno la mitad, y el resto lo pedimos prestado a nuestros familiares. Cuando otra mujer de la familia se case, tendré que dar dinero para pagar lo que me dieron», detalla Mahima para explicar un sistema prohibido y penado por ley desde 1961, pero que supone una práctica corriente. No hay un monto estipulado. En poblados pobres la puja puede empezar en los USD 1 500 en forma de ganado, joyas, propiedades o tierra. El pago incompleto de la dote y las presiones por más dinero por parte de la familia del novio, abren en ocasiones otra puerta a la muerte. El informe más reciente de la Oficina Nacional de Registros Criminales (NCRB), que recoge datos de 2018, reveló que 7 277 mujeres fueron asesinadas por asuntos relacionados con la dote, lo que representa el 94 % de los 7 747 asesinatos de mujeres registrados ese año en la India. «Claro que hay que pagar la dote, si no qué hombre va a aceptar casarse con una hija», razona una anciana que ha quedado sola después de entregar a su única hija. La culpa del agua​»La culpa es del agua», dice otra anciana de la aldea, que sabe que las niñas tienen más probabilidades de morir si la tierra no es fértil. Con la falta de lluvia, las familias quedan a merced de bombas hidráulicas que apenas cubren necesidades elementales, mientras esperan la llegada del monzón que una vez al año tiñe los campos de verde. El resto del año, los hombres dejan el pueblo para buscar trabajo en la ciudad o como jornaleros en áreas con sistema de regadío. Aldeas como esta quedan habitadas solo por mujeres a las que se les tiene prohibido ir a trabajar por temor a que sean raptadas o que huyan en busca de un futuro mejor. «Si tuviéramos al menos un pozo de agua, las mujeres podrían trabajar en casa cultivando vegetales, y los padres no tendrían ningún problema en tener más hijas», argumenta Biju, el suegro de Mahima. A Biju le falta una pierna que le amputaron por una gangrena. No trabaja, pero tiene cinco hijos varones que, como dicta la costumbre, cuidarán de él hasta su muerte. A diferencia de lo que sucede en esta aldea, las tierras fértiles permiten una vida lo suficientemente próspera como para tener hijas. Muchos distritos han visto llegar esa prosperidad en la última década gracias a los sistemas de riego financiados por el Gobierno. Pero lo que parecía una solución, ha agravado el problema. Los hijos de tierras verdes comenzaron a exigir dotes más altas para aceptar propuestas matrimoniales que vinieran de las zonas áridas, haciéndolo cada vez más difícil para las mujeres, explica la autora de ‘Haciendo desaparecer a las Hijas’, Gita Aravamudan, que ha seguido durante años las pistas que llevan al feminicidio. Quién controla el exterminio​En 1984, el investigador Sabu George se dio cuenta de que faltaban niñas. Llevaba varios años estudiando en el sur de la India los problemas de nutrición en la infancia y llegó a la conclusión de que las estaban matando con abortos masivos, o justo al nacer, o más tarde, privándolas de alimento. Desde entonces ha dedicado su vida a destapar este exterminio. Durante los primeros años siguió el embarazo de más de 1 000 mujeres en el estado de Haryana, la región con el peor ratio de sexo de toda la India, donde descubrió un proceso de selección que se gestaba en cada vivienda. “Históricamente la discriminación de las niñas en la India se debió a la negligencia intencional en el parto, o a que las niñas recibían menos leche, menos alimentos de buena calidad, menos cuidados, menos atención médica. Pero lo que hemos visto en los últimos 20 años es la eliminación en la etapa del feto”, explica. Regresamos con George a Haryana. Allí intenta conversar con las familias de uno de los distritos con mayor escasez de mujeres, donde niegan de manera rotunda la práctica. George, pragmático, apunta a los médicos y a las ecografías como la causa del problema, lo que es aún más grave, a su juicio, que el hecho de que una niña no sea deseada. Si una madre da a luz sin saber el sexo, “la niña recibe al menos la oportunidad de nacer, y por su capacidad de supervivencia tendrá otra oportunidad”. Si la eliminas en la etapa fetal no hay oportunidad ni resistencia, subraya. Esto descubrió a algunos médicos que “determinar el sexo de una niña y eliminarla era una mina de oro”. El secretario general de la Asociación de Radiología de la India, Rajeev Singh, aborda el tema sin tapujos y asegura que el país ha diseñado un sistema para culpar a la persona equivocada. El problema, asegura, es que «todos, incluido el Gobierno, dicen que se están ocupando del asunto, pero en realidad no quieren y no llegan a su base». «La pregunta es: ¿Quiénes son estos médicos detrás de la selección de niñas?», al tiempo que recuerda que al mismo tiempo que se prohibió revelar el sexo en los ultrasonidos, el Gobierno permitió a los ginecólogos practicar ecografías. Así que «a un ginecólogo se le da el poder de hacer ultrasonido, y también tiene la capacidad legal de practicar abortos. Todo se vuelve muy fácil», lamenta. El Gobierno indio ha declinado la invitación de EFE para hablar de este asunto. Un país sin mujeres​En sociedades como la india, la desproporción en el número de mujeres plantea un futuro incierto. Tiene consecuencias a largo plazo, «conduce a más violencia sistemática contra ellas” y, entre otros aspectos, a una mayor competencia para encontrar pareja, explica la socióloga e investigadora Katharina Poggendorf-Kakar. La autora de ‘Mujeres en la India’, que dedica un capítulo a «las niñas perdidas», cita como ejemplo su tráfico hacia otras regiones para ser vendidas. Según esta investigadora de origen alemán, radicada en la India, «las esposas compradas a veces se comparten con otros miembros masculinos de la familia del esposo”, lo que agrava la violencia hacia unas mujeres que están lejos de su hogar y dependen exclusivamente de su “familia política”. A ello se suma su explotación como esclavas sexuales. “Se les llama novias esclavas. Los zaminders (propietarios de tierras) generalmente las casan con uno de sus trabajadores, pero también son explotadas sexualmente por el propietario de la tierra». Así, insiste la socióloga, aunque la muerte de muchas mujeres comienza en el vientre materno, el riesgo de que las hagan “desaparecer” les persigue hasta su vejez. Es una “negligencia sistemática” contra ellas. Tráfico de novias Cuando se publicaron los datos del Censo Nacional de 2001, Hasina iba de camino a Haryana, un estado agrícola al norte de Nueva Delhi con el peor ratio de sexo de todo el país: 861 mujeres por cada 1 000 hombres. Su llegada y la de otras muchas niñas fue una consecuencia directa de estos números. Todas viajaron para suplir la falta de mujeres, para convertirse en esposas. Todas eran de estados pobres como Bihar, Assam o Bengala. Hasina se refiere a ellas como «las hermanas traficadas». Ante la falta de mujeres, las familias comenzaron a pagar a quien pudiera traer alguna. La necesidad abrió un nuevo mercado: el tráfico de novias. Según el último informe de la Oficina Nacional de Registros Criminales, al menos 34 923 mujeres fueron secuestradas en 2018 para ser casadas a la fuerza, más de 95 al día. Hasina le costó a su marido 12 000 rupias, unos USD 170 dólares. «Te compré. Te compré de la misma manera que habría comprado un búfalo», le grita su marido en cada pelea para recordarle que no es más que una «paro», una «molki», lo que se puede traducir libremente del dialecto regional haryanvi como «una mujer comprada». «Paro» fue la primera palabra que aprendió del haryanvi. Su marido no había sido el primer comprador. Llegó a Nueva Delhi con 12 años de la mano de un «intermediario», un hombre que la convenció de que la llevaría a la capital de paseo y que sus padres le habían dado permiso. «Cuando me di cuenta ya estábamos en Delhi», recuerda la mujer de 32 años. La puerta está abierta y nadie la detiene, pero para ella ya no hay vuelta atrás. No se puede rescatar a una «paro», dice. De hecho, su padre la encontró hace 15 años, pero como ya estaba casada, regresar a su hogar supondría un deshonor para la familia. «Es bueno comprar una novia si un hombre la necesita. Si no fuera así ¿Qué habría sido de mí?”, explica otra mujer, la bangladesí Basanti, a la que compraron hace más de 20 años para cuidar a un adulto mayor enfermo en Haryana. A ella la secuestró una amiga de la familia que acostumbraba a visitarles para ver la televisión. La vendió por 6 000 rupias, unos  USD 84 dólares. Esto le salvó la vida, dice. En aquel momento había enviudado y tenía cinco meses de embarazo, un estado que podía haberla condenado a vivir en la miseria. La superviviente ​En el principal crematorio de Bareilly, en el estado norteño de Uttar Pradesh, eran las 18:00  cuando se escuchó un llanto que salía de la tierra. A esa hora ya se habían ido los trabajadores y Babu Ram, el vigilante, pidió a un vecino de la zona, Aakash Kumar, que cavara una tumba para que un matrimonio pudiera enterrar a su bebé, nacida muerta. «Estaba cavando cuando la pala tocó una vasija de barro y entonces comenzamos a oír el llanto», dice el improvisado enterrador, de 17 años, junto a la pequeña fosa todavía abierta. El joven se asustó, pensó que eran los espíritus del crematorio que no lograban conseguir el descanso. El matrimonio miró el cadáver de su hija en brazos, pero no, el llanto venía de la tierra, de una vasija de barro tan pequeña que cabía en una bolsa de la compra. «Cuando sacó la pala y arrastró hacia afuera la bolsa con la vasija, el llanto volvió a empezar y el chico escapó corriendo», recuerda el guarda. «Era una bebé», explica el vigilante, que abrió la vasija y encontró a una niña que apenas superaba los 1 200 gramos. Los crímenes contra niños pasan con cierta frecuencia, admite un jefe policial que no quiso revelar su nombre. «Apenas hace una semana encontramos un bebé muerto dentro de un inodoro». La Policía ha acudido varias veces al terraplén detrás de las pilas de cremación donde la bebé fue encontrada. El lugar es fácil de reconocer porque los trozos de la vasija continúan allí. «Mientras no sepamos quién es la madre, será difícil saber por qué alguien hizo esto», dice uno de los agentes. «Yo creo que fue enterrada viva porque es niña», dice Aakash, que no precisa de una investigación policial. Tras dos semanas en el hospital, las enfermeras han comenzado a llamarla ‘bebé Sita’, como la abnegada esposa del dios Rama, una de las principales figuras femeninas dentro del hinduismo. Un, dos, tres, cuatro, cinco, repite hasta en cuatro ocasiones el doctor Ravi Khanna para contar las veces que unta y frota el antibacterial con el que esteriliza sus manos antes de levantar el plástico que cubre la incubadora de Sita. «Es una luchadora. Estuvo bajo tierra entre dos días y medio y tres días», dice el pediatra. La bebé pudo sobrevivir a casi un metro de profundidad porque en la vasija quedó acumulado oxígeno y permaneció en un estado de semihibernación, «como un oso». El “milagro” fue que viviera sin agua. El doctor descarta la selección de varones y asegura, mientras repasa una veintena de incubadoras, que allí “hay niños de ambos sexos”. «Aunque, espera», dice. «Bueno en este momento, sí, Sita es la única niña».

Evo Morales sigue masiva gira por Bolivia y apunta a no abandonar la política

0

Evo Morales prosiguió este martes 10 de noviembre del 2020 su multitudinaria gira de regreso a Bolivia hasta llegar a Orinoca, su pueblo natal, en mitad del altiplano que lo vio nacer hace 61 años, en una intensa jornada de viaje con muchos actos sociales donde dejó entrever que será un expresidente muy activo. No habían pasado 24 horas desde que volvió a Bolivia tras cruzar el lunes 9 de noviembre a pie la frontera con Argentina, donde ha permanecido acogido los últimos once meses, y ya convocó su primera conferencia de prensa, a las 07:00 de la mañana para todos los periodistas que seguían su numerosa caravana. Lo hizo frente al turístico salar de Uyuni, famoso a nivel mundial, para hablar exclusivamente de un solo tema: el litio, y el proyecto de industrialización de este metal en suelo boliviano que espera que se concrete ahora que su exministro de Economía Luis Arce es el presidente para los próximos cinco años. Allí expuso su teoría de que el litio es la causa del «golpe de Estado» del que mantiene haber sido víctima el año pasado, cuando renunció a la Presidencia a sugerencia del comandante jefe de las Fuerzas Armadas mientras cobraban peso las denuncias de fraude electoral a su favor, en unas elecciones donde había sigo elegido para un cuarto mandato consecutivo. «Allí donde los pueblos son dueños de los recursos naturales, preparan bases e intervenciones militares e incluso golpes de Estado», afirmó.

Un expresidente con tribuna La rueda de prensa, donde no se permitieron preguntas al expresidente que no fuesen para hablar del litio, fue una declaración de intenciones del papel que aparentemente jugará Evo Morales en la esfera de la vida diaria de Bolivia como un actor político importante. Lejos de seguir la línea de otros expresidentes que mantienen un perfil bajo y apenas protagonizan apariciones públicas, Morales apunta a ser una voz muy activa durante el mandato que recién comenzó el domingo Arce tras haber ganado la repetición de las elecciones anuladas el año pasado con el 55,1% de los votos. Aunque ha anunciado que intentará regresar a su vida anterior a la de presidente y se establecerá en Chimoré, el enclave cocalero del Trópico de Cochabamba del que surgió su figura política como líder sindical, los primeros pasos de Morales en Bolivia como exmandatario apuntan a que no solo se dedicará a la labor agrícola y sindical. Ya era sabido antes de su llegada por las declaraciones de Arce que no ocuparía ningún puesto en el nuevo Gobierno del Movimiento al Socialismo (MAS), el partido del expresidente, quien aparenta seguir con ganas de permanecer en la arena política para defender al que han tildado como su delfín.
«Ahora tendré un poco de tiempo para compartir la lucha social y sindical, pero también una pequeña experiencia en gestión pública. No es sencillo hacer gestión pública», comentó Morales en un discurso ofrecido en la población de Orinoca, que llenó todo el estadio de fútbol del pueblo para recibirlo con una gran fiesta de danzas folclóricas. «Es nuestra obligación hermanos y hermanas cuidar a Lucho Arce presidente. Es nuestra tarea, obligación y deber, porque es nuestro compañero, y hemos demostrado al mundo entero que no había fraude», apostilló el expresidente, que considera que el rotundo triunfo electoral de Arce es una prueba de que no hubo irregularidades en los anteriores comicios anulados. Frente a su gente, Morales aseguró que no se arrepiente de haber renunciado a la Presidencia tras casi catorce años ininterrumpidos en el poder, pues aseguró que lo hizo para evitar más ataques a autoridades del MAS en ese clima de tensión que se vivió ante las sospechas de fraude electoral. «Debo decirles que no nos equivocamos. A un año exacto recuperamos la democracia, recuperamos la patria y ahora estoy aquí junto al pueblo boliviano», sentenció Morales. Otra meta, liberar detenidos En ese sentido, el líder aimara anticipó que tratará de hacer presión para que la Justicia libere a algunas autoridades y exfuncionarios que todavía siguen detenidos tras los procesos que se abrieron a miembros del Gobierno del MAS una vez que entró la presidenta interina, Jeanine Áñez. «Tienen que hacer acto de justicia por esos compañeros que siguen detenidos todavía. Estoy informado. No se preocupen. Es cuestión de tiempo. Vamos a liberar a todas y a todos», señaló Morales ante los aplausos de la concurrencia. La visita de Morales a su pueblo natal, donde todavía se encuentra la casa de adobe donde vivió sus primeros años en este ambiente rural del altiplano, fue el acto más emotivo del segundo día de la gira que está haciendo desde el sur al centro del país. Fue otra jornada muy intensa de viaje para la caravana del expresidente, que se paró a saludar y recibir agasajos de todos los grupos de seguidores que le esperaban con música y comida al borde de la carretera hasta acabar esta etapa en Oruro. La ruta terminará este miércoles 11 de noviembre en Chimoré, el mismo día y el mismo lugar del que se marchó Morales el año pasado en un avión de la Fuerza Aérea de México al día siguiente de su renuncia.

El Senado de México aprueba la ‘Ley Olimpia’ para castigar la difusión de imágenes íntimas sin consentimiento

0

El Senado de México aprobó este jueves la llamada Ley Olimpia, una serie de reformas constitucionales para sancionar la comercialización y difusión de imágenes con contenido íntimo sexual de una persona, sin su aprobación o consentimiento. 

Con 87 votos a favor y ninguno en contra, la cámara alta aprobó el dictamen que reforma dos ordenamientos legales para erradicar la violencia digital contra mujeres, hombres, niñas, niños y adolescentes

En el dictamen se agregó una fracción al artículo 6 de Ley General de Acceso de las Mujeres a una Vida Libre de Violencia, para tipificar la «violencia digital» de la siguiente manera: 

  • Son los actos de acoso, hostigamiento, amenazas, insultos y vulneración de datos e información privada, divulgación de información apócrifa, mensajes de odio, difusión de contenido sexual sin consentimientotextos, fotografías, videos y datos personales a través de plataformas de Internet y comunicación que atenten contra la dignidad, la integridad, la intimidad, la vida privada o que vulnere algún derecho humano de las mujeres.

De esta manera, se castigaría a la persona que grabe, divulgue, comparta, distribuya o publique imágenes, videos o audios de contenido íntimo sexual de una persona (mayor de edad) sin su consentimiento, aprobación o autorización.

La Ley Olimpia también sanciona la «violencia mediática«, entendida como el acto a través de cualquier medio de comunicación por medio del cual se promuevan estereotipos sexistas; se haga apología de la violencia contra las niñas o mujeres; o se permita la difusión de un discurso de odio sexista o de discriminación de género

El Senado también aprobó reformas al Código Penal Federal para tipificar el delito de violación a la intimidad sexual, con la imposición de una pena de tres a seis años de prisión y una multa de entre 43.440 y 86.880 pesos (de 2.095 a 4.190 dólares). 

La reforma contempla elevar la sanción hasta en una mitad cuando el delito sea cometido por el cónyuge, concubinario o concubina, o por cualquier persona con la que la víctima haya tenido una relación sentimental, afectiva o de confianza.

Triunfo de una víctima de violencia digital

La aprobación de la Ley Olimpia no hubiese sido posible sin el activismo de Olimpia Coral, una mujer mexicana que fue víctima de ciberacoso en 2012, y que a partir de ese momento se convirtió en un símbolo de la lucha contra la violencia digital hacia las mujeres. 

Cuando Coral tenía 18 años, su pareja la grabó manteniendo relaciones sexuales y el video se difundió sin su consentimiento por Internet. 

«Él lo grabó de modo que no se veía, él nunca se vio, no había algo que lo pudiera hacer visible en el video. Solo me veía yo (…) Cuando se hace público este video, lo primero que hizo la gente fue preguntarse: ¿con quién estaba yo?», contó la activista en entrevista con RT.

Tras sufrir de ciberacoso y enfrentar las críticas de la sociedad, Coral interpuso una denuncia ante el Ministerio Público por la publicación del video íntimo, pero los funcionarios le dijeron, en un tono de burla, que no existía el delito. 

Con la ayuda de otras mujeres que fueron víctimas de ciberacoso, Coral redactó una iniciativa legislativa para combatir este delito, y en 2018, el Congreso del estado mexicano de Puebla aprobó la Ley Olimpia

Hasta ahora, 23 de los 32 estados del país han aprobado reformas para sancionar los delitos que violan la intimidad sexual de las personas, a través de medios digitales. Además, se han modificado 19 Códigos Penales en las entidades para castigar estos actos. 

Reaparece en el lugar más inesperado una especie de camaleón de Madagascar perdida durante más de 100 años

0

El camaleón de Voeltzkow (‘Furcifer voeltzkowi’), una inusual especie de reptil que se consideró perdida durante 100 años, fue redescubierto en Madagascar, informó un grupo de científicos sobre el hallazgo en una publicación en la revista Salamandra. 

En abril de 2018, un equipo internacional de investigadores participó en una expedición de dos semanas en el norte de Madagascar con el objetivo buscar al camaleón de Voeltzkow.

«Pensé que podríamos tener una buena oportunidad de redescubrir al camaleón de Voeltzkow, pero me sorprendió que tomara tanto tiempo y que fuera tan difícil», señaló Frank Glaw, jefe del Departamento de Vertebrados de la Colección Estatal de Zoología de Múnich y director de la expedición. 

«Nuestros esfuerzos para encontrarlo donde pensamos que probablemente estaría, fueron infructuosos durante la mayor parte del viaje. Eso fue realmente frustrante», confesó Glaw. Sin embargo, en los últimos días de expedición hallaron al camaleón en el lugar más inesperado: el jardín del hotel. Posteriormente encontraron otros reptiles de la especie: en total tres machos y alrededor de quince hembras. 

Además de reencontrar una especie perdida, este viaje de investigación reveló que el camaleón de Voeltzkow es sexualmente dimórfico: la coloración de los machos es en gran parte verde, mientras que la de las hembras es extremadamente variable. ‘Furcifer Voeltzkowi’ podría tener una vida extremadamente corta, de solo algunos meses tras la eclosión del huevo, que se produce en la temporada de lluvias. Esta supuesta corta existencia podría en parte explicar, por qué «se perdió» por más de 100 años, dado que la mayoría de los caminos que atraviesan sus lugares de residencia no son accesibles en la temporada de lluvias.

De acuerdo con los científicos, este camaleón podría calificarse como en peligro de extinción, porque sus poblaciones están severamente fragmentadas y se está produciendo un declive en la extensión y calidad de su hábitat.

Hasta el momento, el camaleón de Voeltzkow fue considerado por la organización no gubernamental Global Wildlife Conservation como una de las 25 especies perdidas más buscadas del mundo. Descubierta en 1893, fue vista por última vez en el año 1913. Tras el redescubrimiento «tenemos mucho que aprender sobre este extraordinario reptil, incluida la mejor forma de salvarlo de la extinción», apuntó Don Church, el presidente y el líder del programa de búsqueda de especies perdidas de Global Wildlife Conservation.

¿Cómo estaban las calles hace 200 años? Un proyecto de Google permite hacer viajes en el tiempo por diferentes ciudades

0

Un ingeniero de Google Research trabaja en el desarrollo de un mapa en 3D para mostrar los cambios en los paisajes

urbanos y recorrer reconstrucciones precisas de muchas ciudades de EE.UU. desde 1800, informa el portal Fast Company.

Raimondas Kiveris sentía curiosidad sobre cómo era su vecindario en Nueva York años atrás y, al no encontrar esa información de manera organizada, decidió crear el modo de realizar una especie de «viaje en el tiempo virtual».

Tres años después, su proyecto empieza a tomar forma y muestra modelos tridimensionales de edificios desde la perspectiva de un peatón: algo similar a Google Street View, aunque aún con una resolución inferior.

Este mapa creado con código abierto, denominado  y pronunciado como ‘return’ (‘regreso’, en inglés), usa herramientas de inteligencia artificial y aprendizaje automático de Google y permite a otras personas mejorar los materiales ya incluidos.

Así, cualquiera puede cargar escaneos de mapas impresos históricos, localizar las coordenadas y convertirlos a formato vectorial rastreando sus características geográficas, precisa la compañía de tecnología en un comunicado.

Compendio de la vida cotidiana

Kiveris y su equipo esperan tener suficientes datos para contar con representaciones realistas de vecindarios enteros y hasta mostrar cómo se veían espacios del interior de los edificios que no tienen tanta relevancia histórica para lograr «un compendio de la vida cotidiana».

Los implicados confían en que esta herramienta de investigación y entretenimiento ofrezca una experiencia placentera y, en unos años, incluso sirva como escenario para videojuegos o películas.

Hasta el momento,  ofrece un buen nivel de detalle en algunas partes de la isla de Manhattan, cuyas calles se pueden recorrer como si se regresara varias décadas atrás.

Crean un método que permite producir biocombustible barato y fácil con aceite de cocina y desechos agrícolas

Un equipo internacional de investigadores ha desarrollado un innovador método para producir biodiésel bajo en carbono barato a partir de aceite de cocina usado y desechos agrícolas, pero que también permite transformar los restos de alimentos y basura plástica en productos de alto valor, según un estudio publicado esta semana en la revista Nature Catalysis.

El catalizador se basa en una esponja porosa de cerámica del tamaño de una micra (100 veces más delgada que un cabello humano) que contiene diferentes componentes activos. Las moléculas impuras de la materia prima pasan de los poros grandes a los más pequeños, y en cada una de esas aberturas las moléculas experimentan reacciones químicasexplica la Universidad RMIT de Australia, que lideró el estudio.

En la actualidad, el aceite de cocina usado tiene que pasar por un proceso de limpieza de alto consumo energético para poder ser utilizado en biodiésel, y los métodos de producción comercial solo pueden emplear materias primas puras con 1 a 2 % de contaminantes. Pero con el nuevo catalizador se puede producir biodiésel a partir de componentes de baja calidad que contienen hasta un 50 % de contaminantes.

Productos químicos de alto valor

Pero además, el catalizador puede transformar desechos como restos de comidamicroplásticos y neumáticos viejos en precursores químicos de alto valor que se utilizan para fabricar cualquier cosa, desde medicamentos y fertilizantes hasta envases biodegradables.

Los autores de la investigación subrayan que los catalizadores convencionales dependen de materias primas con alto grado de pureza y requieren costosas soluciones de ingeniería para compensar su escasa eficiencia. Mientras que los catalizadores en forma de esponja son baratos y fáciles de usar, no utilizan metales preciosos y necesitan poco más que un recipiente grande para producir biocombustible.

«Si pudiéramos capacitar a los agricultores para que produzcan biodiésel directamente a partir de desechos agrícolas […] en su propia tierra, esto ayudaría a abordar los problemas críticos de la pobreza energética y las emisiones de carbono», afirmó la profesora Karen Wilson, de la Universidad RMIT y coautora del estudio.

Ahora, los científicos planean escalar la fabricación de esos catalizadores de gramos a kilogramos y adoptar tecnologías de impresión 3D para acelerar la comercialización. Con un mayor desarrollo, esta nueva tecnología podría adaptarse incluso para producir combustible para aviones a partir de desechos agrícolas y forestales, neumáticos de goma viejos e incluso algas.

La razón por la que Asia controló la pandemia, según la OMS

0

La región de Asia-Pacífico, primera del mundo en la que se detectaron casos de covid-19 y ahora la menos afectada, logró controlar la pandemia porque no se relajó cuando los contagios descendieron, advirtió este lunes 19 de octubre del 2020 el máximo responsable de emergencias de la OMS al comparar su situación con la de Occidente. «Muchos otros países dibujaron una línea de llegada imaginaria y cuando llegaron a ella frenaron sus actividades de prevención, mientras que los de Asia las continuaron éstas», en una rueda de prensa el director ejecutivo de la Organización Mundial de la Salud (OMS) para Emergencias Sanitarias, Mike Ryan.​El experto irlandés subrayó que, aunque cada país de Asia-Pacífico ha seguido distintas estrategias, han tenido puntos en común, entre ellos «la ventaja de que su opinión pública confía más en su Gobierno y cumple mejor y a más largo plazo las medidas que les han pedido». Citando los ejemplos de Corea del Sur, Japón, China, Taiwán, Singapur o Australia, Ryan también afirmó que todos han centrado su estrategia en la detección de casos y la cuarentena de contactos, a los que «no sólo se les mandó a casa sino que se les dio apoyo en forma de alojamiento, alimentación o servicios de ayuda». «Si me pidieran como experto de salud pública que ordenara una cosa para mejorar la situación, sería tomar medidas para garantizar que cada contacto de un caso confirmado está en cuarentena el tiempo necesario, algo que no está ocurriendo sistemáticamente en los países que ahora sufren una fuerte alza de casos», afirmó

Perú reporta ligero repunte de hospitalizados y pacientes graves por covid-19

0

Perú reportó este lunes 19 de octubre del 2020 un ligero incremento de pacientes hospitalizados e ingresados en unidades de cuidados intensivos (UCI) en las últimas horas por la pandemia de covid-19, que ha dejado hasta el momento 870 876 casos y 33 820 fallecidos en el país. Tras haber mantenido durante los últimos días un descenso sostenido, se reportó otros 72 hospitalizados, que elevaron el total a 6 010, mientras que otras 26 personas ingresaron a las UCI, con lo que el total de enfermos graves por la epidemia llegó a 1 094. En las últimas horas también se detectó otros 411 infectados por la enfermedad, mientras que fallecieron 61 personas más. Sin embargo, el total de personas que recibieron el alta en un centro médico o cumplieron con su período de cuarentena domiciliaria también subió a 784 056, al sumarse otras 81. De esa manera, los casos activos de covid-19 que hay actualmente en Perú llegan a 53 000, lo que implica 2 137 casos menos que en el anterior informe. Incremento por regiones Precisamente, este lunes 19 de octubre el sistema de seguridad social Essalud informó que en las dos últimas semanas se ha registrado un incremento de infecciones en 13 de las 25 regiones del país, aunque el promedio nacional sí mantuvo una disminución de 4%. El jefe de la Unidad de Inteligencia y Análisis de Datos de EsSalud, Dante Cersso, detalló que “los incrementos se registran en regiones de la costa, sierra y selva del país”. Agregó que esto genera preocupación en las autoridades sanitarias, «sobre todo en las regiones que tienen una mayor población» y dijo que, por ese motivo, se deben mantener las medidas de seguridad sanitaria para evitar un repunte de casos en las semanas siguientes. En las regiones de Ayacucho y Madre de Dios se detectó un repunte en promedio de 79% en los casos semanales, mientras que estos aumentaron entre 20 y 50% en las regiones San Martín, Pasco, Ucayali, Puno, Junín y La Libertad, y en Cusco, Áncash, Moquegua, Piura y Lambayeque se dio un incremento de 17%, en promedio. Sin embargo, en doce regiones hubo una disminución de casos, que varió entre 3% y 35% en las regiones de Huánuco, Cajamarca, Arequipa, Tumbes, Apurímac, Lima, Amazonas, Callao, Tacna, Ica, Huancavelica y Loreto. Recuperación económica Por otra parte, la ministra de Economía, María Antonieta Alva, afirmó que las fortalezas macroeconómicas de su país han sido fundamentales para enfrentar los efectos negativos que la enfermedad ha generado en las finanzas nacionales. «El plan económico frente a la pandemia es uno de los más ambiciosos que haya adoptado Perú y alcanzó alrededor del 20% del producto interno bruto (PIB). Incluye medidas tributarias y de gasto público, así como la provisión de liquidez, préstamos garantizados, entre otros», detalló Alva durante su participación en un foro virtual sobre el impacto de la epidemia en América Latina. Según la Ministra, aunque la economía de su país sufrirá durante este año una caída de alrededor de 12%, el próximo año alcanzará un crecimiento de 10%, un avance que será «respaldado por las medidas económicas implementadas y el retorno a la normalidad de los sectores productivos» nacionales. «Debemos impulsar políticas encaminadas a cerrar las principales brechas para mejorar la eficiencia del Gobierno en la prestación de servicios públicos», enfatizó. Apoyo social Precisamente, ante el gran impacto que ha tenido la pandemia en los sectores más vulnerables del país, el primer ministro, Walter Martos, aseguró que el Gobierno «seguirá apoyando» con la entrega de víveres y productos de primera necesidad. Durante su participación en la segunda entrega de más de 10 000 canastas de víveres a cinco mil familias en el distrito limeño de San Juan de Miraflores, Martos sostuvo que este programa ha permitido ayudar «a aproximadamente 140 000 familias» peruanas. El primer ministro reiteró, además, la invocación del Gobierno para que los ciudadanos mantengan las medidas de seguridad sanitaria y no se descuiden ante el descenso del impacto de la epidemia. «No lleven el virus a sus hogares, continuemos con el uso correcto de la mascarilla, la distancia social de dos metros y el lavado constante de las manos. Cuidemos a nuestros adultos mayores y a las personas con enfermedades preexistentes», pidió.

Estos son los mejores países para vivir, según la ONU

0

La Organización de las Naciones Unidas ha presentado su ‘ranking’ anual de países con mejor calidad de vida, que evalúa a un total de 194 estados soberanos.

El informe analiza factores como la esperanza de vida, la alfabetización, la igualdad de género, la seguridad, la salud y la estabilidad financiera para establecer el índice de desarrollo humano (IDH), elaborado por el Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD).

Los diez países que encabezan la lista son: Noruega, Suiza, Irlanda, Alemania, Hong Kong-China, Australia, Islandia, Suecia, Singapur y Países Bajos.

Según los criterios de la ONU, Noruega es el mejor país del mundo para vivir. El país escandinavo sobresale por su alta esperanza de vida (82,3 años) y una sostenibilidad socioeconómica (porcentaje de la fuerza laboral de 15 años o más con educación intermedia o avanzada) del 84,3 %. 

El país latinoamericano que más alto llega en la lista es Chile (42), con un índice IDH de 0,84 y una esperanza de vida de 80 años. Estados Unidos, por su parte, se sitúa en el puesto 15.º, con un índice de 0,920, un nivel de esperanza de vida de 78,9 años y un índice de IDH ajustado por desigualdad de  0,79. 

Los datos que se utilizaron para este ‘ranking’ fueron utilizados en la preparación del Informe sobre Desarrollo Humano 2019 titulado ‘Más allá de los ingresos, más allá de los promedios, más allá de hoy: Desigualdades en el desarrollo humano en el siglo XXI’, publicado el 9 de diciembre de 2019.

Popular Posts

My Favorites

Concejo Cantonal de Cuenca tratará en primer debate el proyecto de...

El Concejo Cantonal de Cuenca se reúne hoy para el debate de la ordenanza contra la violencia a la mujer. LCC Paola Flores, concejala de...

Feria nacional del cuy