Compartir
Conocida también como la ‘Botica del doctor Sojos’, este negocio tradicional de la ciudad nació hace 100 años. Aquí aún se puede comprar medicinas y recetas que son difíciles de conseguir. Existen ungüentos y pócimas preparadas por su propio personal para diferentes usos y necesidades.

En la Botica Central de Cuenca, conocida también como la ‘Botica del doctor Sojos’, el tiempo no ha podido borrar las viejas formulas que sirven para preparar bebidas y ungüentos medicinales. En este local, aún se compra medicinas que en otras farmacias ya no se venden. Existen ungüentos preparados por su propio personal, ya sea para refrescar y embellecer la piel, pócimas para dolores musculares, dolores estomacales y hasta para “atraer” o “alejar” el amor, con nombres muy sugestivos.

La botica está ubicada en la calle Bolívar 9-18 y Benigno Malo, centro histórico de la ciudad. En este lugar funciona desde hace 100 años, cuando Benjamín Sojos se propuso poner esta droguería y él a su vez preparó por primera vez la soda (bebida hidratante) que hasta el momento se conserva y se vende. Posteriormente, llegó Carlos Klinkicht y se hizo cargo del local, luego Eva Klinkicht, nieta de su creador, se encuentra a cargo de este establecimiento. En el piso alto de la botica también se conservan botellas y botellones que datan de hace más de 50 años, los mismos servían para traer medicamentos, fuera de la ciudad o del país.

La soda
A un costado, en el interior del local, las fórmulas químicas provocan un olor especial, las mismas son muy bien guardadas durante algunas décadas.
Según Melva Roldán, empleada de la botica, la bebida va camino a los cien años. Su fórmula es muy bien guardada entre sus empleados, solo ellos saben del manejo de los ingredientes. En envases grandes comienza la preparación hasta que dé un color rojizo, se le agrega azúcar y está listo para la degustación.

En la entrada de la botica esperan los clientes. “Una soda por favor”, indica una señora con traje típico de la provincia del Azuay, pero que no quiere dar su nombre. Ella está acompañada de otras personas a quienes brinda también esta bebida. “Toma, es bueno para los riñones”, se le escucha decir, mientras ella termina su vaso de bebida, el mismo que tiene unos 35 centímetros de alto y es de vidrio muy grueso.

Roldán señala que este refresco es consumido más los días lunes, “es muy bueno para la resaca”, señala y acota que el mismo repone las calorías perdidas durante el chuchaqui. “Es digestiva, es antiinfamatoria, además es hidratante y es muy bueno para los riñones”, indica y agrega que este líquido recompone los líquidos que ya no están en el organismo ya que la ingesta del alcohol irrita el estómago y la soda desinflama esta parte del cuerpo”.

Fórmulas
Introducirse al interior de la botica es como regresar en el tiempo. Los viejos envases llaman la atención, pero también los nombres que se les ha colocado a varios ungüentos o lociones que dicen tener propiedades curativas, incluso favorables para el amor.

Entre ellos están el ‘sígueme, sígueme’ y el ‘siete machos’, este último que no es más que una formula para “aumentar el vigor viril” en el varón. El ‘amansa maridos” es recomendado para las personas que tienen problemas en su hogar, sobre todo para aquellos que se muestran muy violentos. Según Roldán, estas esencias son utilizadas mediante baños, pero también se aplican como perfumes “porque tienen olores muy agradables”.

En el perchero está la esencia llamada el ‘arrastrador’, el mismo que sirve para “conquistar amores”, “es una esencia para atraer a su ser amado”, indica Roldán. También se encuentra la esencia ‘oro’, el ‘ imán’. Todo esto se hace mediante formulas y se vende por onzas.

Un olor agradable despide el agua de rosas que sirve para la belleza de la mujer; pero, un poco más allá, el guayacol que es para curar golpes, torceduras y morados que quedan en el cuerpo tras un golpe, despide un olor no tan bueno. “Este producto (guayacol) se puede conseguir en esta botica, ya que es un compuesto que lo preparamos”, indicó Roldán.


Warning: A non-numeric value encountered in /home/www/eljuri/sitio_02/wp-content/themes/Newsmag/includes/wp_booster/td_block.php on line 997

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here