Compartir
El prefecto del Azuay, Paúl Carrasco, habló en Primera Impresión sobre el programa “Hambre cero” y las políticas públicas alimentarias.
Carrasco explicó que en Azuay se lleva adelante un programa que compra leche a pequeños productores y entrega un litro diario a niños de los quintiles 1 y 2 con el que se busca soberanía alimentaria y disminuir la desnutrición infantil.

Esta iniciativa beneficia a 45000 familias, indicó el prefecto y está financiada por aquellas personas naturales que ganan más de $700 y por empresas privadas.

Además, mencionó que hay la apertura del Gobierno de tener una política integral para eliminar la desnutrición infantil. Destacó la importancia de trabajar en conjunto con los gobiernos locales y regionales para establecer este tipo de políticas.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here