Compartir

La Fuerza Aérea de Argentina ha instalado un hospital provisional al sur de la ciudad autónoma de Buenos Aires para recibir pacientes infectados con coronavirus, si resulta necesario.

El subdirector y empleado de esta instalación, Diego Onyszczyk, explica que el lugar posee varias zonas bien diferenciadas y puede alojar 24 camas de internación y dos de terapia intensiva.

En una de sus salas, los especialistas evaluarán el estado de cada paciente para decidir su prioridad de asistencia y ubicación, mientras que el personal médico dispondrá de una zona segura para cambiarse de ropa.

La sección de terapia intensiva, reservada para las personas más graves y equipada con respiradores y monitores multiparamétricos, permitirá que los médicos decidirán el seguimiento a cada persona, en coordinación con el hospital militar central.

Onyszczyk considera que esta experiencia es «un desafío importantísimo» que genera en todo el personal médico «orgullo, ansiedad y miedo», debido a que «día a día» complementan su formación y esperan «poner lo mejor de cada uno».

Un hospital vital con historia

Este hospital militar reubicable permitió cumplir misiones humanitarias lejos de Argentina. Así, las Naciones Unidas empleó la instalación en Haití, donde durante 11 años atendió la salud de sus integrantes y los residentes en ese país, según detalla el ministro de Defensa argentino, Agustín Rossi.

Argentina cuenta con más de 17.000 establecimientos asistenciales públicos y privados, pero solo cerca de 3.300 tiene capacidad internación. Por este motivo, emplazamientos como el hospital reubicable resultarán vitales a la hora de disminuir la curva de contagio para evitar las peores repercusiones de la pandemia en ese país.

 

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here